Nuevo formato de la Fiesta de la Bicicleta

20151005_092911

La Fiesta de la Bicicleta en Madrid

De cara a la edición de 2016, el ayuntamiento de Madrid ha cambiado el formato de la conocida como “Fiesta de la Bicicleta” con varios criterios, algunos de ellos coincidentes con reivindicaciones de Pedalibre respecto a dicha fiesta. Concretamente, Pedalibre ha cuestionado largamente el carácter de circuito cerrado y de excepcionalidad que siempre se ha dado a este evento, reivindicando un enfoque más integrador con el tráfico general de las calles. Entendemos que es una fiesta, que es un evento, y que no va a ser tráfico cotidiano como el del día a día pero nunca nos ha gustado ese carácter de “vamos a cerrar las calles un rato para que uds. pedaleen pero, cuidado, que luego vienen los coches otra vez” que siempre ha tenido la fiesta en cuestión.

En ese sentido, valoramos positivamente que el gobierno municipal haya variado el formato siguiendo exactamente ese criterio. Está por ver qué tal sale pero nos parece que es una medida valiente y con mucho potencial para funcionar bien y contribuir a emitir un mensaje diferente.

Somos conscientes también de que habrá gente que echará de menos la versión anterior, de la que se pierde la sensación de recorrer la ciudad, dado que el circuito cerrado que se mantiene en el formato nuevo, aunque es muy largo, discurre todo él por la misma calle (eje Castellana), con lo que se puede acabar con la sensación de estar dando vueltas. Al mismo tiempo, nos parece una evolución interesante hacia el concepto de la Ciclovía tal cual se practica semanalmente en varias ciudades de Sudamérica con un gran éxito popular que, quizá, con el tiempo, podemos aspirar a reproducir aquí.

Valorando pros y contras, nos parece que el nuevo formato de la Fiesta de la Bicicleta mejora el anterior y apreciamos especialmente que recoja una pequeña pero histórica reivindicación de Pedalibre que, probablemente, además, compartamos con otros colectivos pro-bici.

Esperamos que la fiesta se lleve a cabo con éxito y que todo el mundo disfrute y tenga la ocasión de imaginar cómo podría ser nuestra ciudad si evitáramos el monopolio que actualmente ejercen los vehículos a motor.