Pedalibre

Asociación cicloturista y de ciclismo urbano

Cicloturismo

Satisfacción a cada pedalada

foto_cicloturismo

Es bastante difícil dar una definición exacta del cicloturismo. Es una actividad tan plural, tan compleja, tan personal, tan original… que no es posible etiquetarla. Se vive o no se vive, se tiene la sensación o no se tiene!!

El término cicloturismo engloba a las diferentes formas de viajar en bici, de ciclismo recreacional no competitivo. Es el ejercicio que se hace sin prisas (no se ha de llegar en primer lugar), sin premios (la satisfacción se encuentra en cada pedalada), de forma autosuficiente. Es uno de los grandes placeres que proporciona la bicicleta. No es importante cuántos kilómetros se hacen, ni en qué tiempo. Lo importante es cómo, con quién y por dónde pedaleas. El auténtico cicloturismo comienza antes de la primera pedalada: preparando los itinerarios, estudiando los mapas, hablando y tejiendo redes, acumulando información, estudiando los lugares y sus gentes, las formas de comer y dormir, preparando el material y la bicicleta, poniéndose a punto físicamente …

El cicloturismo, más que un deporte, es un estilo, una concepción y filosofía de vida.

Es sinónimo de libertad y de independencia. Nos ayuda a redescubrir sensaciones perdidas de nuestro mundo interior, a reencontrar los placeres más intensos, y a conectar y a interpretar nuestro entorno y la realidad de la vida. Es una vida en el presente, no sabes a quién conocerás ni lo que va a pasar dentro de un minuto, la incertidumbre y la emoción cobran peso y no te preocupas del futuro ni te proteges con el pasado. Vives una vida sencilla, con las pocas cosas que caben en las alforjas, el tiempo es tuyo y sientes cada minuto que pasa porque eres plenamente consciente de él. Te sientes parte del este mundo, las sensaciones se multiplican, no hay escudo que te proteja, la lluvia, el sol, el mar, el viento… una vida llena de emociones.

Es una fuente inagotable de sensaciones variadas para todas las edades. No está reñido con el concepto de familia, ya que este maravilloso artilugio mecánico se revela también como una herramienta de unión familiar. Hoy en día es habitual la imagen de familias que comparten las emociones de los viajes en bicicleta.

  ¡Atrévete a disfrutar de esta forma de viajar lenta, consciente, sencilla y emocionante!!