Pedalibre

Asociación cicloturista y de ciclismo urbano

Las cosas no son lo que parecen – 2ª ruta de las Chicletas

1 comentario

IMG-20160425-WA0000[1]Biciwomen disfrutando de su paseo mensual, 24 de abril de 2016 (Lorca Biciudad – Murcia)

 

¡Ánimo chicas de Madrid!

El próximo domingo descansamos, hay un puente en Madrid y muchas querrán dejar la ciudad e irse a otro lugar. Por eso, excepcionalmente, cambiamos la ruta de las Chicletas al segundo domingo de mes, el  8 de Mayo.

Y venid con la visión aguda.  Os invitamos a elevar la mirada, observar y señalar qué hay que no es, pero parece ser en nuestra ciudad. Ciertos artistas recrearon en los años 80 algunos lugares de nuestro municipio y hoy lucen ocultos a primera vista. ¿Qué será, será?

Será una ruta entretenida donde vosotras sois las protagonistas. De nuevo, coged las bicis y veniros al punto de encuentro. Charlaremos, disfrutaremos de la libertad de la bici, planearemos futuras rutas y actividades y continuaremos dando forma a este grupo, para que crezca y contribuya a dibujar un Madrid más amable y sostenible.

TÍTULO: LAS COSAS NO SON LO QUE PARECEN
DÍA: Domingo, 8 de mayo de 2016
LUGAR DE ENCUENTRO: Calle Montera, junto a la Estación de bicis públicas BICIMAD. Metros Gran Vía y Sol.
HORA INICIO: 10,30 h.
HORA FIN: 13,30 h.
En torno a las 13,00 h. repondremos fuerzas tomando un refresco/té en una cafetería del centro.

Rogamos puntualidad para disfrutar el mayor tiempo posible de la actividad.

 

Nota 1: No es necesaria inscripción.

Nota 2: Antes de comenzar, las participantes en esta ruta, que no son socias, deberán facilitarnos su nombre para estar aseguradas, previo pago de un euro, a través de una póliza de responsabilidad civil, firmada al efecto por la Coordinadora ConBici de la que es integrante la asociación Pedalibre.

Nota 3: Cualquier duda particular puedes escribirnos a pilarrivero@gmail.com (Pilar) o elviraez@gmail.com (Elvira).

Anuncios

Un pensamiento en “Las cosas no son lo que parecen – 2ª ruta de las Chicletas

  1. Pingback: Parecía que iba a llover y llovió | Pedalibre