Pedalibre

Asociación cicloturista y de ciclismo urbano


Deja un comentario

PROPUESTA ALTERNATIVA A LA GRAN VÍA

Presentamos nuestra propuesta para la reforma de la Gran Vía, respondiendo a la invitación del Área de Desarrollo Sostenible (DUS)

IMG-20180524-WA0012

A pesar de las exigentes condiciones de no modificar la sección de calzada prevista en el proyecto municipal, queremos que esta propuesta se tome como un documento abierto, incluso reconsiderando este extremo, aunque sea mínimamente.

No es nuestro deseo cuestionar técnicamente ningún proyecto, tan sólo invitar al Ayuntamiento de Madrid a que la Gran Vía contemple la movilidad en bicicleta en todo su potencial y que toda la población vea la bicicleta una alternativa clara, posible y segura en sus desplazamientos.

Es necesario que el compromiso político anunciado tantas veces de promover y desarrollar la movilidad en bicicleta, se refleje en la acción (apuesta) política y se plasme en las diferentes reformas y cambios de nuestra ciudad. La bicicleta, como actor primordial en un deseable nuevo modelo de movilidad sostenible, junto con la movilidad peatonal y el transporte público colectivo, no puede quedar atrás.

IMG-20180716-WA0003

En la Gran Vía, de no variar el proyecto que actualmente se está ejecutando, lamentablemente quedará atrás.

PROPUESTA DE LA ASOCIACIÓN PEDALIBRE PARA LA GRAN VÍA (en PDF)

Anuncios


3 comentarios

Nota de prensa de Pedalibre/ConBici sobre la regulación de los Vehículos de Movilidad Personal Motorizados

DECLARACIÓN DE PEDALIBRE/CONBICI ANTE EL RECIENTEMENTE APROBADO PROYECTO DE REGULACIÓN DE LA CIRCULACIÓN DE VEHÍCULOS DE MOVILIDAD URBANA DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado recientemente su proyecto para la regulación de la circulación de los Vehículos de Movilidad Personal Motorizados (VMPM). Los VMPM son vehículos a motor (generalmente eléctrico) para la movilidad personal a los que el Ayuntamiento de Madrid llama eufemísticamente Vehículos de Movilidad Urbana (como si los demás vehículos no lo fueran), a los que se les supone pequeña potencia, por lo que cabrían dentro de la categoría que el Anexo 1 (Apartado 9.a) de la vigente Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, define como ciclomotores: Vehículo de dos ruedas, con una velocidad máxima por construcción no superior a 45 km/h y con un motor de cilindrada inferior o igual a 50 cm³, si es de combustión interna, o bien con una potencia continua nominal máxima inferior o igual a 4 kW si es de motor eléctrico. Conviene aclarar que dicha potencia supera en mas de 20 veces (sic) la potencia que desarrolla normalmente un ciclista de paseo, que oscila entre 100 y 200 W.

Pese a que las imágenes que usualmente se utilizan para describir los VMPM  (o VMU) se suelen asociar a nuevas modalidades de vehículos autoequilibrados, como los hoverboards y similares, la realidad es que la imagen de la mayoría de los VMPM que circulan por las calles de Madrid y de otras ciudades españolas se aproxima mas a la de un ciclomotor eléctrico (según la definición del Reglamento UE 168/2013 de la Unión Europea, Anexo 1, categoría L1e-B) con potencias del orden de los 1.000 W.

IMG_20180527_124702
La Ordenanza sigue el mismo esquema de regulaciones anteriores, como las de Barcelona o Sevilla, que se podría resumir en:

  • Prohibición casi absoluta (salvo contadas excepciones) de circular por la calzada ordinaria (límite de velocidad 50 km/h).
  • Permisividad prácticamente total para circular por todo tipo de vías ciclistas.

Este esquema regulatorio ha sido duramente criticado por las asociaciones ciclistas, tanto en el caso de Barcelona como en el de Sevilla, entre otras razones porque encierra una flagrante contradicción: Por un lado, se pretende asimilar los VEMP a las bicicletas, permitiéndoles su circulación por las vías ciclistas, mientras que, por otro, a diferencia de las bicicletas, se prohíbe su circulación por la calzada ordinaria (por donde, de manera habitual, sí pueden circular las bicicletas).

Consideramos que todo ello proviene de una lamentable falta de rigor, tanto por parte del Ayuntamiento de Madrid como de la propia DGT, al resistirse a clasificar a estos vehículos como lo que realmente son en la mayoría de los casos: vehículos a motor o, más concretamente, ciclomotores eléctricos de pequeña potencia, lo que probablemente sea debido a un deseo mal disimulado de agradar al lobby del automóvil privado, reticente a compartir la calzada con dichos vehículos.

Consideramos además que permitir, con carácter general, la circulación de vehículos de hasta 4.000 W (una potencia más de 20 veces superior a la desarrollada por la mayoría de ciclistas) por las vías ciclistas supone un claro retroceso en las políticas de movilidad sostenible que el Ayuntamiento de Madrid dice promover, al desincentivar el uso de la bicicleta, cuya circulación segura por las vías ciclistas se vería comprometida por la irrupción de un gran número de vehículos a motor, de potencia y prestaciones muy superiores.

En consecuencia, pedimos al Ayuntamiento de Madrid que reconsidere su propuesta de ordenanza, avanzando hacia un reparto más equitativo entre ciclistas y conductores de vehículos a motor de las cargas y obligaciones que supone hacer un hueco en las vías públicas para estos nuevos vehículos, de manera que:

  1. Regule su circulación por las calzadas ordinarias en términos similares a los demás ciclomotores.
  2. Restrinja su circulación por las vías ciclistas a aquellos VMPM que, por sus características de potencia, velocidad, tamaño, etc., no perturben apreciablemente la circulación de las bicicletas (no es el caso del de la imagen).

Existe ya en toda Europa una regulación de las bicicletas de pedaleo asistido o pedelecs, definidas en el Reglamento UE 168/2013 de la Unión Europea (Art. 2.h) como bicicletas de pedales con pedaleo asistido, equipadas con un motor eléctrico auxiliar, de potencia nominal continua máxima inferior o igual a 250 W, cuya potencia disminuya progresivamente y que finalmente se interrumpe antes de que la velocidad del vehículo alcance los 25 km/h o si el ciclista deja de pedalear. La circulación de este tipo de vehículos se permite en toda Europa, tanto por las vías ciclistas como por la calzada ordinaria, en condiciones similares a las de las bicicletas convencionales. Los pedelecs de potencia superior se consideran como ciclomotores y su circulación se asimila a la de estos.

No vemos razón alguna para que esta regulación no se aplique directamente en Madrid y otros ayuntamientos españoles, autorizando la circulación, tanto por las vías ciclistas como por la calzada ordinaria, en términos similares a los de las bicicletas convencionales, de las bicicletas de pedaleo asistido. Y regulando la circulación de los restantes VMPM preferentemente por la calzada ordinaria, atendiendo a lo que son en la mayoría de los casos: ciclomotores de pequeña potencia pertenecientes a alguna de las categorías definidas como L1e en el Reglamento UE 168/2013 de la Unión Europea, relativo a la homologación de vehículos de dos y tres ruedas.


4 comentarios

Valoración de la nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid

Pedalibre y ConBici valoran la nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid

IMG-20180527-WA0066

Tras muchos años de espera, acabamos de vivir el proceso de discusión y aprobación de la nueva ordenanza de movilidad de Madrid. Ha sido como un flash, quizá porque lo esperábamos con tantas expectativas y desde hace tanto tiempo que se nos ha pasado casi sin darnos cuenta.

La valoración es desigual. Siempre suele ser así en asuntos de este calado y complejidad. En el plano positivo, se percibe una clara voluntad de humanizar el centro de la ciudad, restándole tráfico motorizado, ampliando el espacio peatonal y, quizá lo más importante, pacificando el tráfico en muchas vías de la red secundaria en las que los vehículos a motor, que hasta ahora monopolizaban la circulación, van a sentirse menos cómodos. Es un buen punto de partida hacia una ciudad a escala más humana.

Bicicletas

IMG-20180527-WA0077

Por lo que respecta a la bici, específicamente, hemos rascado algunos detalles de discriminación positiva, tan necesarios en un marco normativo tan sesgado hacia el coche, como la circulación en doble dirección (allá donde los coches no puedan hacerlo porque no caben) o el giro a la derecha con cruce cerrado. Tenemos también alguna mejora que caía por su propio peso (pero ¡necesitábamos una nueva ordenanza para hacerlo oficial!) como el uso de cierto mobiliario urbano para el aparcamiento, el transporte de personas y carga en las bicicletas o la circulación en paralelo de dos bicis.

En esta onda de oficializar lo obvio, hay otro aspecto, muy de matiz, pero importantantísimo, sobre el uso de los carriles, de forma que las bicis van poder utilizar el carril que necesiten para circular en las vías de más de un carril por sentido. El texto no es todo lo equitativo que habíamos solicitado pero al menos ya no hay duda sobre la posibilidad.

En el plano negativo, echamos de menos medidas más audaces para avanzar hacia la equidad en las calzadas: las bicis siguen sin ser consideradas vehículo merecedor de usar los carriles preferentes, con lo que se ven abocadas al atasco que no provocan, cuando no haya una vía ciclista específica. Apenas se toca ni cuestiona el modelo-coche en las vías principales, ni se percibe ninguna voluntad de humanizarlas haciéndolas más atractivas para el tráfico peatonal o el vehicular no motorizado… o el vehicular alternativo. Y aquí entramos en la parte más espinosa.

Vehículos de Movilidad Personal (VMP)

IMG_20180527_122456

Los VMP (Vehículos de Movilidad Personal; o VMU, como los denomina la ordenanza, donde se sustituye el Personal por el Urbana; tanto da) son tanto la gran novedad como los grandes damnificados del nuevo marco y, con ellos, se nos va una gran parte de la esperanza de conseguir una ciudad con menos coches. La ordenanza no va a permitir a los VMP ser una opción de transporte integral.

Cierto es que la primera culpable de la situación es la DGT que reconoce a los VMP como vehículos, pero no sólo deja en manos de cada municipio decidir por dónde deben circular, sino que, aún peor, establece que el permiso debe ser explícito. En Madrid, los VMP van a poder circular por muchos sitios. pero no por toda la ciudad. Esto es suficiente para que no sirvan, de forma general, para desplazarse a donde haga falta. Para que os hagáis una idea, la bici, al menos en teoría, sí que sirve porque, al menos en teoría, sí que tiene derecho a usar todos los viales, salvo autopistas. Los VMP, incluso los grandes y de potencia mucho mayor que la propia bici, van a tener menos derechos.

Es muy probable que el lobby del automóvil haya visto un adversario peligroso en estos vehículos pequeños que amenazan de verdad su monopolio de las calles. A la bici no la tienen tanto miedo: basta con mantener el estatu quo pseudobélico en las calzadas para que la bici siga siendo una opción marginal, al alcance sólo de un pequeño porcentaje audaz de la población, y ahí estamos, alrededor del 1 % de vehículos y gracias. Los VMP, si la normativa se lo permite, tienen un peaje de entrada menor que la bici y más potencial de conquistar las calles. Solución: la normativa no se lo permite.

Como posible efecto lateral negativo, se abre excesivamente la manga al uso por parte de los VMP de las hasta ahora escasas y paupérrimas vías ciclistas, con lo que una vez más, los parientes pobres de la movilidad, a los que ahora se unen los VMP, tendrán que pelearse por las migajas mientras los coches siguen monopolizando la ciudad.

Sólo nos queda esperar que con los VMP hubiera cierto miedo escénico a dar un salto muy grande de golpe y permitirles circular por toda la ciudad y que la ordenanza actual sea el paso hacia una próxima redacción en la que esto sí esté contemplado pero, claro, ¿cuánto tiempo tenemos que esperar para eso? ¿Otros doce años?

Madrid no puede esperar tanto


Las fotos son de la marcha por la Ciclovía Tren de Arganda del pasado 27 de mayo de 2018


Deja un comentario

El Anillo Ciclista y sus problemas

La reforma del Anillo Verde Ciclista y sus deficiencias actuales

GuiaCiclistaMadrid_002

En el año 2017, el Ayuntamiento aprobó realizar obras de mejora en el Anillo Verde Ciclista, el cual llevaba mucho tiempo en un lamentable estado de abandono. Debido a problemas legales con la licitación, estas obras se retrasaron casi dos años y se prevé que comenzarán en breve.

El Anillo Verde se concibió, fundamentalmente, como una infraestructura de ocio, lo que no quita que muchas de las actuales demandas vayan en el sentido de dotarlo de una mayor utilidad en la movilidad urbana en bicicleta a través de la construcción de los diferentes radios (conexiones) con el centro de la ciudad.

Parte de las propuestas de itinerarios ciclistas que el ayuntamiento presentó el año pasado iban en este sentido. Pero tan solo se comprometieron con dos: el itinerario 5 desde el parque de El Retiro – Moratalaz y el 1 por la Avda. de Burgos. Actualmente este último está aplazado.

Proyectos

Otra de sus potencialidades sería entroncar con otros carriles que se dirigen al exterior de la ciudad, como el carril de la carretera de Colmenar, el del Parque Lineal del Manzanares que enlaza con la carretera de San Martín de la Vega, la futura conexión ciclista/peatonal a Coslada, reivindicada hace años, la Vía Verde por el aniguo ferrocarril militar de Campamento a Leganés o la reciente propuesta de la Ciclovía de Arganda (recuperación del antiguo trazado del tren que conectaría el mismo parque de El Retiro con la vía verde del Tajuña). Igual de importante es la conectividad con las más de 20 infraestructuras de transporte público cercanas a su recorrido (entre metro y cercanías) para favorecer la intermodalidad.

El periódico local Madrid Diario se puso en contacto con la Asociación Pedalibre para preguntarnos que problemas del Anillo Verde Ciclista consideramos más importantes en la actualidad (antes del comienzo de las obras previstas). A partir de la información que les proporcionamos, publicó el segundo de estos reportajes sobre el Anillo:

En su momento, creamos una página en nuestra web (dentro de la sección Moverse en bici) relativa al anillo: Anillo Verde Ciclista

Actualmente, se van a llevar a cabo obras de reparación y mantenimiento en el Anillo Verde. A continuación, relacionamos algunos de los puntos que debieran revisarse:

Deficiencias en puntos concretos

  1. Km 12 – Estadio Wanda: Desvio provisional desde el comienzo de las obras del Estadio Olímpico (ahora Wanda Metropolitano) con falta de indicaciones sobre el recorrido
  2. Km 16,30 – Pasarela sobre la Autovía de Valencia: Fuerte pendiente en el lado de Moratalaz
  3. Km 18 a 21 – Parque de Palomeras: Limitación a 10 Km/h debido a la fuerte pendiente hacia el cruce con la Av. de la Albufera y la configuración como acera bici junto al parque, lo que produce conflictos con los peatones que cruzan o pasean
  4. Km 25,5 – Entrevias: Cruce estrecho y oscuro, casi tenebroso, en el túnel bajo las vias del tren entre Entrevías y la depuradora
  5. Km 26,5 a 27,5 – Parque Lineal: El parque cierra por las noches, lo que hay que tener en cuenta puesto que el recorrido del Anillo transcurre por dentro del parque
  6. Km 30-31 – Av. de los Poblados: Pasos de peatones sin pasos de bicicletas y con fuertes pendientes lo que obliga a desmontar para cruzar, algo del todo inapropiado en una infraestructura ciclista
  7. Km 35,5 – Intercambiador de Aluche: Falta de continuidad entre las calles de Ocaña y Valmojado, también faltan indicaciones adecuadas para seguir el recorrido
  8. Km 38 – Pasarela sobre el Paseo de Extremadura: Fuerte pendiende del lado de Aluche, lo que conduce a algunos ciclistas a bajar demasiado rápido
  9. Km 40 a 41 – Cruce por el aparcamiento del Zoo: Tramo compartido con coches; es de doble sentido para bicis y único para coches, por lo que las bicis van a contramano en el sentido Casa de Campo a Batán
  10. Km 43,5 – Bajada del del Lago: El carril bici es estrecho, en fuerte bajada, con aparcamiento de coches en el lateral (suprimido ya en parte) e invadido con frecuencia por peatones y corredores; el límite de 20 Km/ es escasamente respetado
  11. Km 50 – Entre M-30 y club Puerta de Hierro: Estrechez, invasión de vegetación y una corta y fuerte pendiente junto a una curva con mala visibilidad
  12. Km 52 – Cruce con Herrera Oria: Falta de continuidad y de indicaciones adecuadas para seguir el recorrido
  13. Km 54-55 – Calle Arroyo Fresno: El anillo transcurre por la mediana (una especie de bulevar); en las glorietas se obliga a pasar por tres semáforos para cruzarlas con la consiguiente penalización al ciclista; normalmente los ciclistas pasan a la calzada para proseguir recto y evitar una demora que llega hasta casi 5 minutos por glorieta (algo parecido ocurre en Sanchinarro)
  14. Km 60,5 -Cruce bajo las vias en Fuencarral: Bajada pronunciada en uno de los accesos; antes de poner bolardos, el túnel se usaba como atajo por parte de algunos automóvilistas

Deficiencias generales

  1. Ausencia de continuidad en varios puntos, con carencias de señalización añadidas: desde el metro al parque de Aluche, en los alrededores de Herrera Oria o en la zona del estadio Wanda
  2. Baches y zonas con el firme en mal estado, que en caso de lluvia es resbaladizo en varios puntos
  3. Bordillazos en las intersecciones con las calzadas en varios puntos (como la Av. de los Poblados o en los cruces con los accesos al estadio Wanda)
  4. Diseño deficiente con bajadas y subidas pronunciadas y curvas demasiado cerradas, a veces con poca visibilidad
  5. Excesivo tiempo de espera en varios semáforos de botón que cruzan grandes calles (Hacienda de Pavones, Doctor García Tapia, Ctra. De Canillejas a Vicálvaro, Calle Arrofresno, Sanchinarro, etc.)
  6. Invasión de arena en algunas partes del trazado
  7. Setos o una vegetación no cuidada dificultan la visibilidad con los peatones o invaden el carril (como en toda la zona entre l M-30 y el club Puerta de Hierro)

¡Eso es todo, amigos!

 


1 comentario

Contestación del Ayuntamiento a las alegaciones de Pedalibre a la Ordenanza de Movilidad Sostenible

Contestación a las alegaciones formuladas a la Ordenanza de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Madrid durante su trámite de alegaciones

IMG-20170916-WA0024

Una cita apócrifa de El Quijote dice: Cambiar el mundo, amigo Sancho, que no es locura ni utopía, sino justicia. Aunque realmente no lo escribiera Cervantes, este es el objetivo de organizaciones sociales como la Asociación Pedalibre.

Con el fin de mejorar el proyecto de Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, la Asociación Pedalibre presentó las correspondientes alegaciones durante el periodo de trámite. La respuesta del Ayuntamiento nos llegó el viernes pasado con los siguientes resultados:

  1. Estimadas: 4
  2. Estimadas parcialmente: 5
  3. Desestimadas: 25

Como media, el Ayuntamiento ha aceptado una cuarta parte de las alegaciones formuladas por los ciudadanos y las organizaciones sociales (Pedalibre entre ellas) durante el periodo de consulta pública:

Desde Pedalibre, agradecemos al equipo técnico del Ayuntamiento el trabajo que se ha tomado en leer y valorar nuestras propuestas.

IMG-20180603-WA0040

Documentos

  1. Líneas Maestras- Borrador ORDENANZA (en PDF)
  2. Alegaciones de Pedalibre al proyecto de Ordenanza de Movilidad (en PDF)
  3. Respuesta alegación 19 PEDALIBRE (en PDF)
  4. Aprobado el proyecto de ordenanza para pacificar el tráfico y mejorar la convivencia vial: nota de prensa del Ayuntamiento
  5. Texto aprobado de la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible: (en PDF) Nueva Ordenanza que se presentará al pleno municipal
  6. Preguntas frecuentes sobre la nueva Ordenanza de Movilidad: en la página web del Ayuntamiento

En la foto de portada, el caballero andante don Quijote de La Mancha visita a Miguel de Andrés, responsable de ciclismo urbano de la Asociación Pedalibre y autor principal del documento de alegaciones.

El que lee mucho y anda mucho ve mucho y sabe mucho


1 comentario

Propuestas BICI Presupuestos Participativos 2016-17-18

PROYECTOS DECIDE MADRID

Tres años de propuestas ciudadanas relacionadas con la bici (2016-2018)

IMG_20180508_201424

Acaba de terminar la tercera edición de los presupuestos participativos. A través de ellos la ciudadanía propone de forma directa en qué quiere gastar una parte del presupuesto municipal. Es después de la fase de evaluación y votación cuando se terminan de decidir las actuaciones que el Ayuntamiento ejecutará con cargo al presupuesto municipal del año próximo.

Como viene siendo habitual en estos tres años, las propuestas en torno a la bicicleta son muy numerosas. Destacan los carriles bici, lugares de estacionamiento para bicicletas, pasos peatonales/ciclistas, giros exclusivos, mejora en los cruces y plazas, calles a contramano, etc..

Cada persona puede comprobar en su barrio el grado de cumplimiento de estos proyectos toda vez que los aprobados en el 2016, deben estar ya ejecutados, los del 2017 en proceso de ejecución y los de este año, para el año que viene.

También si su ejecución cumple las características de la propuesta presentada y apoyada o ha sufrido modificaciones sustanciales que lo aleja o desvirtúa. Os invitamos a que abráis la pestaña de seguimiento.

Así, nos encontramos por ejemplo como inviable el carril bici de Ventas-Manuel Becerra (Alcalá); modificado a un solo sentido el carril bici propuesto entre la Puerta de Alcalá y O´Donnell; reformulado a ciclocarril por la calle Cartagena el carril bici propuesto desde Conde Casal a El Retiro, el carril bici circular a Orcasitas o el de Acacias; ignorada la propuesta del carril bici de bajada de Pta. De Alcalá a Cibeles, la conexión ciclista entre el Parque Juan Carlos I (acceso sur) con el Anillo Verde (Estanislao Gómez) e incluso el corredor verde propuesto entre El Retiro y Madrid Río que incluye una vía ciclista segura por el Paseo de las Delicias; condicionado a un estudio previo sendas propuestas de implantar un carril bici por Bravo Murillo, en Arturo Soria o el eje verde peatonal y ciclista Norte-Sur (anticipo del carril Bici Castellana), etc, etc..

Desde Pedalibre creemos que el proceso de presupuestos participativos, aparte de dotar a la población de Madrid mayor de 16 años de una herramienta para participar en el destino de parte del presupuesto, sí que demuestra el alto interés que hay en que se desarrolle la bicicleta en nuestra ciudad.

Las propuestas que os presentamos tan solo son las ganadoras de estas tres ediciones pero hay muchas más. Basta con navegar por la página web de Decide Madrid para ver la cantidad de ellas que hay en torno a la bicicleta que no han llegado a la fase final. En muchas ocasiones porque asumir su coste impedía apoyar otras propuestas muy importantes para nuestra ciudad, ya que el presupuesto en cada uno de los distritos y el de toda la ciudad es limitado y cerrado.

Corresponde pues, al Ayuntamiento de Madrid, valorar, atender e incorporar todas estas iniciativas en proyectos más amplios que aseguren una movilidad de la bicicleta inclusiva para toda la ciudadanía. Con la confianza de saber que es una movilidad apoyada y deseada por la mayor parte de la población.

 

Proyectos ganadores en 2016

Proyectos ganadores en 2017

Proyectos ganadores en 2018

 


Deja un comentario

La Gran Vía podría tener su carril bici

La Gran Vía contará con un carril bici en todo su recorrido

Una importante ampliación del espacio peatonal, una plataforma única para los autobuses y un carril bici exclusivo de doble sentido, características de la Gran Vía de Madrid y ejemplo de una apuesta por la movilidad sostenible

WhatsApp Image 2018-07-16 at 16.26.27—Este titular podría haber sido posible de haberse producido una rectificación por parte del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible

Una delegación ampliada de Pedalibre-ConBici se entrevistó el martes 11 de julio con José Manuel Calvo —titular del Área— y le trasladó la necesidad de que Madrid no vuelva a perder de nuevo la oportunidad de subirse a la bicicleta.

Se desarrolló en un tono cordial, recordando la necesidad de no demorar más el desarrollo ciclista de Madrid y remarcando que un eje de la importancia de la Gran Vía no puede dejar de ser plenamente accesible a la bicicleta.

Nuestra intervención giró en torno a una serie de puntos, muchos de ellos ya comunicados previamente:

y todos ellos suficientemente acreditados y documentados:

    1. Carácter de las políticas públicas: las políticas públicas deben estar dirigidas a toda la población: el actual Ayuntamiento sí ha aplicado este carácter en otros temas como la renovación de la flota de autobuses, mejoras en el espacio peatonal, Plan A, rescate BiciMad, etc..
    2. Compromiso político por la bici: el partido que sustenta el actual Ayuntamiento deja claro este mismo criterio en su programa electoral, materializando su apuesta por la bicicleta a partir de un impulso amplio de la red ciclista que desarrolle una red de carriles bicis integrada y coherente en el contexto de crear una ciudad medioambientalmente responsable.
      1-Gran VíaIncluso declaraciones de quien luego fuera alcaldesa, Manuela Carmena, no deja lugar a dudas.Ante la pregunta de ¿Cómo valora la gestión de Ana Botella en materia de movilidad?Ha sido un fracaso absoluto. No ha abordado el problema principal, que es que en Madrid el coche se utiliza para todo. La puesta en marcha de BiciMad es positiva, pero se ha introducido con mucho riesgo, porque no hay un carril-bici en condiciones. Muchos amigos que lo usan están contentos, pero tienen constantemente la tentación de subirse a la acera por miedo al tráfico. Los carriles compartidos a 30 km/h no funcionan: no se respeta la velocidad, desaparecen abruptamente… un desastre. (Entrevista en Ciclosfera)
    3. Modelo sostenible de transporte: caminar, usar la bici y emplear el transporte público en exclusiva o complementariamente debe formar parte de la prioridad de un modelo sostenible de transporte y del aprovechamiento del espacio público.
    4. La bicicleta, alternativa real y posible para toda la población: dirigir la política a este objetivo es asegurarnos mejoras claras en el medio ambiente (cumplimiento de los objetivos del Plan A), ya que sustituye sobre todo los desplazamientos en coche y moto. (Barómetro de la bicicleta 2017).2-Gran Vía3-Gran VíaAdemás, la bicicleta contribuye en la lucha contra el cambio climático, a una mayor seguridad vial, una mejor salud pública y a un reparto más equitativo del espacio público.
    5. Máximo apoyo ciudadano a la promoción de la bici: toda política debe tener una base en la que apoyarse. En este sentido el amplio apoyo ciudadano expresado en el último Barómetro de la Bicicleta, más del 90 % se muestran a favor de que las administraciones promuevan el uso de la bici, no deja lugar a dudas. (Barómetro de la bicicleta 2017).4-Gran Vía
    6. Máximo apoyo ciudadano a la construcción de carriles bici, que junto a la necesidad de reducir el tráfico y su peligrosidad, constituye una de la condiciones y necesidades principales para el uso expansivo de la bicicleta en la ciudad (Barómetro de la bicicleta 2017).5-Gran Vía
    7. Máximo apoyo de los actuales ciclistas a los carriles bici, siendo más del 80 % quienes prefieren circular por estas vías antes que por las compartidas (Barómetro de la bicicleta 2017).6-Gran Vía
    8. Experiencias nacionales de éxito: ciudades como Barcelona, Vitoria, Zaragoza, Sevilla o Valencia arrojan datos incuestionables en cuanto al incremento de ciclistas a costa de un descenso en el uso del coche gracias a la inversión en infraestructura.7-Gran Vía
    9. Experiencias internacionales de éxito: ciudades en proceso de desarrollo como Toronto, Londres, Nueva York… indican claramente, como en el punto anterior, la relación clara, directa y contundente entre el número de usuarios de la bicicleta y su seguridad y la extensión de la red de vías ciclistas, lo que coincide con una de las conclusiones del Proyecto PASTA de ISG de Barcelona en un análisis con 167 ciudades europeas.8-Gran Vía
    10. Aprender de los errores: la brecha de género, edad y capacidad y el escaso crecimiento del uso de la bicicleta en Madrid ha de poner en cuestión políticas pasadas (y actuales) basadas en gran parte en la ausencia de infraestructura ciclista (carriles bici) y el empleo, casi en exclusiva e indiscriminado, de carriles compartidos con los coches (ciclocarriles).9-GranVía
    11. Aprender de los aciertos: recientes aforos realizados y dados a conocer de la calle Toledo y Santa Engracia, con y sin carril bici, debieran ser determinantes para la apuesta definitiva. Estos datos aun serían mayores de formar parte de una red ciclista cohesionada e intercomunicada.10-Gran Vía
    12. La reforma de la Gran Vía es ajena a todas estas conclusiones y no contempla una solución aceptable para la bicicleta, aun formando parte de un eje principal en una futura Red Básica Ciclista, según el Plan Director de la bicicleta aprobado por el Ayuntamiento.11-Gran Vía
    13. La bicicleta se somete al coche, tanto en los tramos compartidos (casi todos) como en el exclusivo de subida desde Plaza de España hasta Callao ya que por su situación, entre el carril bus-taxi-moto y uno convencional, queda condicionada por la contaminación y expuesta a ser sobrepasada por ambos lados por motorizados, a una diferencia de velocidad mayor que si el tramo fuera llano o de bajada.12-Gran Vía
    14. El incumplimiento de la limitación 30, es evidente: la sola limitación 30 como escenario que aumenta la seguridad percibida, además de la seguridad vial, y la gente se atreve a circular por la calzada como un vehículo más es calificada en el Plan Director como lógica simplista y optimista. Este mismo documento cifra el incumplimiento de la velocidad en el ciclocarril de hasta en un 93 %.
    15. El grado de estrés, seguirá siendo elevado y como tal el uso de la bicicleta quedará reservado solo a personas que están capacitadas para soportarlo. Es decir, en torno al 1 y 6 % de los posibles usuarios frente al 93 % o más restante) incumpliendo claramente el objetivo base del Plan Director de la Bicicleta (Política pública para una minoría) y sus conclusiones:[…] en calles donde el número de ciclistas es muy inferior al número de vehículos motorizados, es fundamental habilitar espacios segregados y de uso exclusivo para la bicicleta si se quiere conseguir esta reducción del nivel de estrés percibido.Dado que la red básica de itinerarios ciclistas coincide en gran medida con los ejes estructurantes de la ciudad que suelen ser también las calles con mayor capacidad para el tráfico motorizado, es obvio que la mayor parte de la red se apoyará en vías ciclistas segregadas y de uso exclusivo.13-Gran Vía14-Gran Vía15-Gran Vía
    16. El orden de prioridades se invierte, quedando la bicicleta en último lugar, por detrás del coche y la moto e incumpliendo los objetivos del mismo Plan Director y el propio programa electoral de Ahora Madrid (ver cuadro anterior).
    17. Se incumple el deseo principal que la ciudadanía expresó en el proceso participativo de la Pl. España respecto al tráfico (a falta de una pregunta en este sentido en el referido a la Gran Vía) de construir un carril bici en el entorno de la Plaza de España.16-Gran Vía
    18. Distintas decisiones pueden tener el aval técnico correspondiente y constituyen diversos grados de apuesta política: en ningún caso habría impedimento técnico en tanto que en origen se contemplaba la opción de un carril bici en todo el recorrido.Desde el Área de Gobierno de Desarrollo Sostenible justifican el proyecto de ejecución de la Gran Vía como una reforma que favorece al peatón y al transporte público, lo cual nos parece muy positivo pero desprecian totalmente el papel que desempeña, o podría desempeñar, la bicicleta en nuestra ciudad como medio ideal y popular para satisfacer una gran parte de los desplazamientos diarios. Queda arrinconada al espacio de juguete o instrumento deportivo y de ocio. En ningún caso contemplan este medio de transporte como elemento de transformación hacia un modelo de movilidad más sostenible lo cual se aleja no solo de su compromiso electoral y de las sucesivas declaraciones públicas de promoción de la bicicleta o del propio Plan Director de la bicicleta, sino también de compromisos políticos nacionales e internacionales como la pertenencia de Madrid a la Red de Ciudades por la Bicicleta o como ciudad firmante de la Carta de Aalborg. Niegan cualquier modificación que varíe la prevista configuración, la plataforma reservada de carril bus-taxi-moto y la sección prevista de acera por lo que el margen de variación del actual proyecto es prácticamente inexistente. La bicicleta queda, por tanto, en este proyecto SOMETIDA al tráfico de coches, motos, furgonetas, taxis, autobuses regulares y turísticos y a la contaminación derivada de ellos.
    19. La bicicleta vuelve a situarse como elemento marginal y su promoción se limita a campañas informativas o, a lo sumo, alguna pequeña actuación casi simbólica como puede ser los 1,75 km. de los casi 7 km del itinerario ciclista Pte. Franceses — Pl. Legazpi (solo se actúa desde Pirámides a Pl. Legazpi), la calle Santa Engracia, Toledo, Oporto o Bulevares. Actuaciones interesantes, pero que precisan necesariamente de muchísimas más para lograr la necesaria trama cohesionada, segura e interconectada de una Red Ciclista en la ciudad de Madrid. Recientes incorporaciones del carril bus-moto-taxi en grandes avenidas han desplazado a la bicicleta hacia el centro de la calzada exponiendo al ciclista a mayores niveles de estrés y contaminación y peticiones vecinales cursadas desde los Presupuestos Participativos en torno a la construcción de carriles para bicicletas son, en ocasiones, reconvertidas a ciclocarril, ignoradas o sencillamente retrasadas, cuando no bloqueadas, por la necesidad de estudios previos.
    20. La verdad que el futuro de la bici en Madrid no parece muy prometedor: desde ConBici lamentan que la Gran Vía, y Madrid en su conjunto, no se entienda como un espacio y una ciudad de gran repercusión para el resto de ciudades. La apuesta por la movilidad sostenible queda claramente incompleta si no incorporamos debidamente la bicicleta. Grandes e importantes vías como la Gran Vía, la Castellana y otras que conformen la necesaria Red Ciclista, deben rediseñarse a fin de crear espacios amables para la bicicleta donde se reduzca y termine por desaparecer la brecha de género, edad y capacidad y sea una verdadera alternativa de transporte para toda la ciudadanía. Estamos ya en la segunda mitad de legislatura y no hay evidencias de mejora sustancial en el reparto modal. ConBici, como entidad que trabaja por la movilidad sostenible apoya la propuesta desarrollada por Pedalibre e invita al Ayuntamiento de Madrid a que reconsidere su política en torno a la bicicleta.

 

 


Por último, queremos agradecer al Área de Gobierno de Desarrollo Sostenible y en particular a José Manuel Calvo, la atención prestada y por concedernos la oportunidad de poder expresarnos con entera libertad y confianza.

Solo esperamos que esta reunión haya servido como reflexión interna al actual equipo de gobierno de cara a repensar las políticas presentes y venideras que tienen como protagonista la bicicleta.


Deja un comentario

ALEGACIONES DE PEDALIBRE AL PROYECTO DE ORDENANZA DE MOVILIDAD SOSTENIBLE

Alegaciones de la Asociación Pedalibre al proyecto de Ordenanza de Movilidad para la ciudad de Madrid

Julio de 2018

El Ayuntamiento de Madrid aprobó en mayo un proyecto de Nueva Ordenanza de Movilidad para la ciudad de Madrid que sometió a un periodo de alegaciones del 19 de junio al 9 de julio.

IMG_20180705_105747

Esta nueva ordenanza sustituirá al PMUS de 2014, vigente en la actualidad.

La nueva ordenanza contiene varias líneas en materia de bicicletas.

Nuestra asociación, después de un amplio debate interno, ha presentado múltiples alegaciones al proyecto, que se pueden consultar en el siguiente documento (en formato PDF):

Alegaciones Pedalibre Proyecto Ordenanza Movilidad

Desde la Asociación Pedalibre hacemos una valoración desigual del nuevo proyecto de Ordenanza. Valoramos positivamente las limitaciones generales de velocidad en aquellas calles de un carril, la preferencia de los peatones en cruzar calles en zonas residenciales o 30, el doble sentido ciclista general en calles residenciales de 20km/h, la posibilidad de giro a la derecha con semáforo en rojo para el resto de los vehículos o el rebasamiento de vehículos para situarse en una posición adelantada en los semáforos, entre otros.

Pero vemos grandes defectos que esperamos que estas alegaciones sirvan para corregir. Entre ellos destaca una falta de consideración y concordancia en el uso ciclista de las zonas de prioridad peatonal (no confundir con aceras) y en las áreas de acceso restringido, un desconocimiento sorprendente de las posibilidades ciclistas de transportar personas, una excesiva identificación de la bicicleta con la moto en lo que se refiere a las restricciones de estacionamiento, etc., una incompleta regulación en el uso especial de las aceras por parte de los menores, una obligatoriedad innecesaria en la parte de uso de la calzada, etc.

No entendemos estas carencias toda vez que desde la Asociación Pedalibre hemos remitido hasta en dos ocasiones aportaciones al nuevo proyecto de ordenanza de movilidad. Vemos en este proyecto una excesiva rigidez en las condiciones de uso de la bicicleta. Madrid sigue muy alejada de ser una ciudad adaptada a la bicicleta. El número de desplazamientos en bici por nuestras calles continúa siendo minoritario a pesar del incremento que ha supuesto Bicimad y la mejora del servicio.

La Ordenanza de Movilidad ha de facilitar el uso de la bici en condiciones adversas y aplicar exenciones en la restricción de uso de espacios hasta que una ciudad, un distrito, un barrio e incluso una calle consiga unos niveles de accesibilidad y seguridad ciclista aceptables (transitoriedad) Confiamos en que estos defectos terminen subsanándose y tengamos en Madrid una ordenanza que juegue a favor de promover un uso de la bicicleta completamente expansivo, participando de forma especial de un nuevo modelo de movilidad sostenible.

IMG-20180603-WA0061

 

Del proyecto de ordenanza destacamos su excesivo detallismo en muchos aspectos, lo que da lugar a una gran extensión y complejidad.

Esperamos que nuestras alegaciones, fruto de un profundo estudio del documento del Ayuntamiento, sean tenidas en cuenta a la hora de presentar la ordenanza definitiva.

 


Deja un comentario

Asamblea de Pedalibre

IMG-20171211-WA0003(abierta y participativa)

Martes 10 de julio de 2018 a las 20:00

Sede social de la Asociación Pedalibre

Calle Campomanes 13, 2ª izda.

28013 Madrid


El próximo martes tenemos Asamblea en el local de Pedalibre.
El orden del día es:

  1.  Paralización de la construcción de carriles bici y sustitución por ciclocarriles en las últimas actuaciones del Ayuntamiento
  2. Alegaciones de Pedalibre a la ordenanza de Movilidad: Alegaciones Pedalibre Proyecto Ordenanza Movilidad (en PDF)
  3. Movilización por la seguridad ciclista
  4. Convenio de colaboración con Fundación Telefónica
  5. Apoyo a la Bicifestación convocada por la coordinadora ciclista contra la contaminación y por la calidad del aire
  6. Ruegos y preguntas

¡Allí nos vemos!
Mar Martín


Deja un comentario

Sobre el Itinerario ciclista Puente de los Franceses — Plaza de Legazpi

Sobre el Itinerario ciclista Puente de los Franceses — Plaza de Legazpi

Reunión informativa el martes, 3 de julio de 2018

IMG-20180703-WA0012

El pasado martes por la tarde tuvo lugar en la Nave de Terneras una reunión informativa sobre el denominado Plan de movilidad integral de Arganzuela. Estuvo presidida por la concejala del distrito, Rommy Arce y contó con la presencia de dos técnicas municipales que explicaron el proyecto.

En lo que respecta a la bicicleta, incluye un tramo de carril bici de 1,75 km (C) y dos tramos de ciclocarriles (A y B). También se realizan importantes mejoras en la movilidad peatonal y en los accesos a algunos colegios de la zona.

Las obras empezarán después del verano con una duración prevista de seis meses.

Valoración de Pedalibre

Tramo C: de la Glorieta de Pirámides hasta la Plaza de Legazpi

Desde la Asociación Pedalibre entendemos que el carril bici de doble sentido propuesto desde la Plaza de Legazpi hasta el estadio Vicente Calderón reúne las condiciones necesarias para conseguir lo que el Plan Director de la Bicicleta de Madrid llama Equidad Ciclista, es decir —la promoción de la movilidad ciclista para el conjunto de la ciudadanía, atendiendo las necesidades de todos— dotando de plena funcionalidad a la bicicleta en este tramo.

Además, una sección aumentada a 3 metros, como es el caso, no solo asegura una circulación cómoda, sino también el uso de ciclos de mayor volumen y el de otras nuevas formas de movilidad: patinetes, patines…. La actuación en la parte correspondiente al distrito de Arganzuela puede considerarse completa, en cuanto a que soluciona el enlace con el carril bici de la calle Toledo por la Plaza de Pirámides, se instalan aparcabicicletas, introduce mejoras en la permeabilidad y accesibilidad peatonal, atiende demandas ciudadanas y de los centros educativos del distrito y aumenta el número de árboles.

Tramos A y B: del Puente de los Franceses hasta el Paseo de la Virgen del Puerto y la Glorieta de Pirámides

En cambio, la aplicación en exclusiva de ciclocarril para el resto del itinerario hasta el Puente de los Franceses (distrito Centro y Moncloa), queda muy lejos de conseguir el objetivo antes señalado, incumpliendo claramente los criterios de accesibilidad que ha de reunir un itinerario ciclista; en especial, cuando forma parte de la Red Básica Ciclista y transcurre por avenidas principales como la Avenida de Valladolid, Paseo de la Florida o Paseo de la Virgen del Puerto. Una solución que no se entiende una vez sabidos los últimos aforos dados a conocer ayer en la reunión informativa sobre este itinerario, en los que el número de bicicletas es de cuatro y hasta cinco veces mayor si la calle está dotada de carril bici exclusivo (medición de un día laborable):

  • Calle de Toledo: 357 bicicletas frente a 73
  • Calle de Santa Engracia: 762 bicicletas frente a 201

Conclusiones

¿Qué le impide al Ayuntamiento llevar a cabo actuaciones que sabe que son acertadas, que van a contribuir a un trasvase de los medios motorizados a la bicicleta y con ello, a una menor contaminación?

Una apuesta política a favor de la bicicleta ha de incluir actuaciones que tengan como destinatario al conjunto de la población, ya que la bicicleta debe de entenderse y ser percibida como una alternativa de transporte real, posible y segura.

Instamos al Ayuntamiento de Madrid a que rectifique, sea serio y riguroso y dote a todo este eje de la misma accesibilidad ciclista del Paseo de la Chopera o Yeserías, sin perjuicio de aplicar otras medidas tendentes a la mejora del transporte público y a la reducción y calmado del tráfico motorizado y contaminante.


Referencias