Pedalibre

Asociación cicloturista y de ciclismo urbano


6 comentarios

SOBRE EL ANUNCIO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID DE PROHIBIR LAS BICICLETAS EN EL MADRID RÍO

Comunicado de la Asociación Pedalibre

(septiembre de 2018)

 

Desde la Asociación Pedalibre lamentamos que una vez más el actual Ayuntamiento demore el desarrollo de la bicicleta en nuestra ciudad.

Decisiones como la recientemente anunciada de prohibir la bicicleta en Madrid Río, dificultará la iniciación de muchas personas en la bicicleta, frenando su expansión y alejándola de ser una verdadera alternativa de transporte en Madrid.

Las vías pavimentadas de Madrid Río actualmente están consideradas como sendas ciclables. Como tales, los peatones tienen siempre prioridad y las bicicletas deben circular a velocidad moderada (10 Km/h máximo), cediéndoles el paso si es necesario.

El hecho de que haya casos de incumplimiento tanto en la velocidad como en las prioridades no es motivo de decretar una prohibición total como la que se pretende. Si esto se trasladara a la circulación de coches procederíamos con mayor motivo, a su prohibición absoluta en nuestra ciudad, no solo por la indisciplina vial que practican sino por su responsabilidad en provocar muertes directas (atropellos) e indirectas (contaminación).

Los conflictos bici-peatón en Madrid-Río, se dan fundamentalmente en momentos de gran aglomeración. En estos casos, cuando el ciclista no puede asegurar al menos 1 m de separación, ha de bajarse del vehículo. Es evidente que estos momentos se circunscriben a algún tramo, generalmente en fin de semana y con buen tiempo. Pretender enfrentar peatón-bici responde a una estrategia irresponsable de desprestigio hacia la bicicleta.

Desconocer el papel que puede desempeñar la bicicleta en una ciudad que dice pretende resolver los graves de problemas de contaminación y movilidad que sufre es descorazonador e inadmisible en un responsable político.

La senda bici de Madrid Río cuenta con la necesaria continuidad y atractivo como para ser paseada y deleitada en bicicleta y andando. Es precisamente la falta de coches y la tranquilidad de recorrerla de forma relajada lo que hace de Madrid Río un espacio propicio para la bici y la marcha a pie. Negar esto es desconocer las características de una bicicleta y las necesidades de futuros usuarios. Son precisamente experiencias así las que pueden iniciar un mayor uso de la bicicleta, ya en una trama urbana.

Es responsabilidad del Ayuntamiento crear más espacios que reúnan estas condiciones y no prohibir a las bicis el uso de espacios que le son propicios.

Otro aspecto importante son las numerosas empresas de ciclos (alquiler, venta, talleres…) que hay en el entorno y que se verían seriamente afectadas por esta medida.

El futuro itinerario ciclista que el concejal José Manuel Calvo anuncia, del Puente de los Franceses a Legazpi, no reúne la necesaria accesibilidad ciclista, ya que dos terceras partes transcurren por avenidas principales, sin que se aplique ninguna medida efectiva que genere condiciones favorables de seguridad y atractivo para la movilidad en bicicleta.

Ver: Sobre el itinerario ciclista Puente de los Franceses – Plaza de Legazpi (publicado recientemente en nuestro blog).

Este anuncio de prohibición, se une a otras decisiones como la de ubicar la circulación de bicicletas entre el carril bus y los carriles convencionales, la reducidísima construcción de carriles para bicicletas protegidos que constituyan una verdadera Red Ciclista o la escasa consideración a las propuestas vecinales en los presupuestos participativos demandando carriles bici exclusivos y, en particular, uno que separe los peatones y las bicis en esta área.

Todo ello hace que Madrid pierda, una vez más, la oportunidad de apostar decididamente por la bicicleta. Las declaraciones institucionales de apoyo a la bicicleta se desmienten continuamente con las acciones concretas.

Urge que Madrid no siga retrasando la implantación de un modelo de ciudad más afable, saludable y sostenible:

Precisamos de más actuaciones y menos declaraciones, además de una apuesta decidida que no deje a nadie fuera.


ACTUALIZACIÓN (27/9/2018)

Jose Manuel Calvo, concejal responsable del Área de Desarrollo Urbano Sostenible rectificó ayer (o matizó, según él) su postura inicial, por lo que las bicis podrán seguir circulando por Madríd Río en las mismas condiciones que ahora: velocidad limitada a 10Km/h.

El cambio de postura se ha debido a la presión de numerosos colectivos ciclistas (Pedalibre y Carril bici Castellana, entre ellos) y ciudadanos particulares (uno de ellos inició una petición en change.org).

Más información en:

Anuncios