Madrid deberá reducir urgentemente los desplazamientos motorizados para mejorar la calidad del aire

ConBici publica un informe con los resultados de los 703 recorridos pedaleados durante este año 2022 en el proyecto de ciencia ciudadana Cycling With Clean Air

Portada del Informe 2022:
Resultados de un año midiendo la calidad del aire que respiramos mientras pedaleamos.

Consulta en este informe las zonas más contaminadas de Madrid.

El objetivo de este informe es presentar los resultados de las mediciones de contaminación del aire en la ciudad, exponer el estado de definición e implantación del plan de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). Con todo ello busca concienciar a la población frente al problema de la contaminación del aire y ayudar a la administración local con recomendaciones que mejoran la calidad del aire y contribuyen al éxito de las medidas a implementar en la ciudad.

En Madrid, Pedalibre ha registrado 703 recorridos hasta el 1 de noviembre, lo que supone un total de 379 horas de medición. 

Resultados 

El promedio de PM2.5 de las medidas registradas es de 6,9 µg/m3.

El análisis estadístico realizado muestra que el 57 % de las medidas realizadas en MADRID se encuentran en el rango  0 – 5 µg/m3 VERDE y el 32 % se encuentran en el rango  6 – 15 µg/m3 AMARILLO. El 11 % restante superaron los 16 µg/m3. La Figura 2 muestra cómo de frecuente es cada rango o niveles de calidad del aire en el conjunto de medidas de MADRID.

Figura 2:
frecuencia de cada intervalo de calidad del aire

Para valorar si la concentración de PM2.5 supera los límites de protección de la salud nos hemos basado en los valores guía de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizados en el año 2021: 5 µg/m³ para el promedio anual y 15 µg/m³ para el promedio diario.

Con la metodología propuesta, podemos identificar puntos de la ciudad sobre los que centrar la atención para reducir emisiones y mejorar la calidad del aire, y más adelante podremos analizar cómo va mejorando la ciudad conforme se vayan implantando medidas de movilidad, reparto equitativo del espacio público y renaturalización. 

Por tanto, el proyecto se propone como una buena herramienta de formación e implicación de la ciudadanía, y una herramienta de seguimiento del cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones.

Recomendaciones

Con respecto al análisis del plan de ZBE, se observa que en el entorno a las grandes vías de circulación se registran valores de PM2.5 altos, como es el caso del entorno M-30 – Puente de Toledo, Avenida de Manzanares, Avenida de la Paz y Avenida de la Ciudad de Barcelona. Es recomendable controlar los niveles de inmisión de PM2.5 en los barrios del entorno de estas vías y analizar su evolución. Se recomienda utilizar indicadores de seguimiento y publicar los informes que se vayan generando para evaluar la reducción de emisiones en términos de vehículos y la reducción de los niveles de inmisión en términos de salud.

La bici como aliada 

Gradualmente se deben ofrecer mejoras para las conexiones ciclistas en la ciudad y con el área metropolitana. La implantación ambiciosa de las ZBE que disminuya el tráfico y la velocidad de vehículos a combustión, ofrecerá mayor seguridad para usuarios vulnerables que caminan o van en bicicleta. El espacio público debe revertirse para beneficio de la ciudadanía: peatonalizaciones, zonas verdes, facilitación del caminar y desplazamientos 0 emisiones. 

Aumento de las peatonalizaciones sin restringir la ciclabilidad 

La bicicleta debe ocupar el lugar del vehículo a combustión, respetando las aceras para caminar. Pero si se quieren promocionar las ventajas del uso diario de la bicicleta como vehículo 0 emisiones, su paso debe estar autorizado a través de todas las zonas respetando la velocidad permitida.

Transporte público

La intermodalidad aparece como eje principal para seguir fomentando el uso de la bicicleta como vehículo de desplazamiento habitual al trabajo y en el ocio.

Reparto de mercancías

El apoyo a la ciclologística como solución al incremento de entregas a domicilio es totalmente esencial para disminuir las emisiones asociadas a este reparto de mercancías. 

En resumen, el proyecto CWCA, además de aportar a la ciudad datos de la calidad del aire por PM2.5 en tiempo real, pretende demostrar que es posible reducir la exposición a los contaminantes atmosféricos mediante medidas urbanas relacionadas con la gestión de la movilidad, la planificación urbanística y el diseño urbano o aplicando nuevas tecnologías.

Foto de una bici en la plaza de Cibeles

Cycling with Clean Air

CWCA es un proyecto de ciencia ciudadana de ConBici que propone conocer y difundir la correlación entre contaminación atmosférica, tráfico de vehículos y calidad del aire, incidir en la opinión pública proponiendo medidas concretas y útiles para la mejora de la calidad del aire, e incidir políticamente para que las medidas previstas en los planes de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) sean útiles y permitan una buena implementación, teniendo en cuenta la movilidad ciclista.

El principal pilar del proyecto son las personas voluntarias de entidades socias de ConBici que desde enero de 2022 están midiendo en sus ciudades. Utilizan medidores portátiles Air Beam 3 que llevan consigo mientras se desplazan por la ciudad en bicicleta o caminando. 

Para más información visita la web del proyecto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.