SOBRE LAS RECIENTES ELECCIONES MUNICIPALES EN MADRID

27 de mayo 2019

El compromiso por la bici y la movilidad sostenible debe estar al margen del interés de partido

Ante los resultados electorales municipales en la ciudad de Madrid, desde Pedalibre queremos reconocer los avances de estos últimos años, tanto para la bicicleta como para la movilidad en general.

La calidad de nuestro aire, la seguridad y accesibilidad en nuestros desplazamientos, o el compromiso por hacer una ciudad más saludable, segura, más rentable  y más comprometida con los nuevos retos ambientales, son aspectos que trascienden el interés partidista y entran de lleno en la calidad de vida de la ciudadanía y en un proyecto responsable de ciudad del siglo XXI.

Medidas como la ampliación de las áreas de limitación de tráfico contaminante (como Madrid Central); el aumento del espacio peatonal; la recuperación y extensión del servicio municipal de bicicletas BiciMAD; aquellas relacionadas con los episodios de alta contaminación; la nueva ordenanza de movilidad sostenible que entre otras medidas ordena y da cabida a nuevas formas de movilidad; el Plan A de Calidad del Aire que ofrece un marco donde fijar las actuaciones relacionadas a favor del medio ambiente; vías ciclistas de calidad como Yeserías-Chopera, Santa Engracia o Moratalaz o la creación de las plataformas de participación ciudadana donde la propia ciudadanía ha podido dejar patente su interés por la movilidad ciclista y el medio ambiente, pueden seguir desarrollándose y formar parte de otras tantas que puedan diseñarse desde el nuevo equipo de gobierno.

En relación a la bicicleta, son muchas las tareas que quedan pendientes. El Plan Director de Movilidad Ciclista que fue aprobado por la unanimidad de todos los grupos políticos en 2008, y recientemente actualizado, marca un rumbo claro, ajustado a la evidencia científica y coincidente con lo llevado a cabo en otras ciudades más adelantadas en el ámbito de la movilidad ciclista (sostenible)

De ahí nace nuestro proyecto  de Red Ciclista 2021 y Carril Bici Castellana, unas propuestas que, durante estos últimos meses, hemos estado presentando a distintos representantes de partidos políticos  que  han terminado siendo  elegidos concejales de la ciudad de Madrid: Manuela Carmena,  José Luís Martínez Almeida, Borja Carabante, Concepción Chapa, Pepu Hernández, Fernando Martínez Vidal…  De todos ellos, hemos recogido buenas impresiones, han reconocido e gran camino que nos queda por recorrer y entendido la necesidad de llevar a cabo actuaciones específicas para incrementar el uso de la bicicleta y presentarla como una verdadera alternativa de transporte.

Confiamos en que esta nueva etapa que se abre, complemente las grandes lagunas que tiene nuestra ciudad en infraestructuras ciclistas y que todos los grupos, desde el gobierno y la oposición, trabajen en el objetivo común de facilitar el uso de la bici a la mayor parte de la población madrileña.

Alegaciones de la Asociación Pedalibre al Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático del Ayuntamiento – Plan A

El pasado mes de mayo registramos en el Ayuntamiento nuestro documento de alegaciones al Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático del Ayuntamiento – Plan A.

La mayor parte de las propuestas se elaboraron en colaboración con Ecologistas en Acción de Madrid y otras organizaciones: Alegaciones al Plan de Mejora de la Calidad del Aire de Madrid

El documento presentado por Pedalibre es el siguiente: Alegaciones Pedalibre Plan A – mayo 2017:

La presentación de las siguientes alegaciones se hace con el fin de complementar aquellos puntos que pensamos han quedado un tanto incompletos para avanzar hacia una ciudad libre de contaminación y en la que el uso de bicicleta cobre el protagonismo que le corresponde.

5.1. – Movilidad sostenible Medida 1. Área Central Cero Emisiones.

Dentro de los criterios para definir los elementos del nuevo sistema, en el punto 1 de ese apartado que dice “Vías con preferencia del transporte público y bicicleta” Entendemos que no nos podemos cerrar a una única fórmula para adaptar la calzada (ciclocarril). Debemos contemplar tantas soluciones sean precisas para asegurar la completa accesibilidad de los itinerarios ciclistas y que la infraestructura creada actúe de verdadero reclamo para nuevos ciclistas. Viendo que los viales descritos (eje Atocha-Magdalena-Colegiata-Segovia, calle Toledo, calle Embajadores, Eje Alcalá-Gran Vía-Princesa, calle San Bernardo y calle Hortaleza) pueden calificarse como ejes principales, y a fin de asegurar el uso mayoritario de la bici, se considerará también el carril exclusivo ciclista en todo su trazado, especialmente en aquellos tramos ascendentes.

Y en el punto 3 – Criterios de acceso. Coincidiendo plenamente en que el objetivo final es que todos los vehículos que circulen por el Área Central sean cero emisiones, no entendemos el motivo por el que las motos aparezcan exentas de la restricción que se aplica al resto de vehículos contaminantes, dado que, hoy por hoy, también lo son, aparte de generadoras de contaminación acústica.

Medida 4. Mejora y ampliación de la red y la movilidad ciclista

Se promoverá la redacción de un Manual de Infraestructura Ciclista que complemente el Plan Director (alegación de Pedalibre al documento de Revisión y Actualización al Plan Director) y unifique y saque el máximo provecho a las correspondientes infraestructuras ciclistas. En el punto que se refiere a la red de aparcamientos para bicicleta es preciso contemplar la posibilidad del aparcamiento seguro en vía pública, tipo “Bicibox” al objeto de asegurar una óptima disponibilidad de la bicicleta en los puntos de origen de los desplazamientos, mayormente zonas residenciales (comunidades de vecinos con escasez de espacio)

Medida 5. Ampliación del sistema de bicicleta pública y coordinación con el sistema del consorcio Regional de Transportes de Madrid

En el apartado que describe las actuaciones, en el punto “Ampliar el ámbito de actuación del sistema Bicimad a zonas de gran demanda” debería añadirse: La ampliación del servicio vendrá acompañada de una adaptación de la calzada que permita la máxima optimización del servicio de Bicimad y de la movilidad ciclista en general. Se complementará la flota de Bicimad, también con bicicletas no motorizadas, lo que llevará un abaratamiento del servicio de las mismas. Se facilitará el uso puntual de las bicicletas y las formas de pago con la venta de tarjetas físicas recargables y no solo por aplicación de móvil. La red de aparcamientos intermodales en la corona metropolitana descrita en el punto 8, tendrá acceso directo con estaciones del Bicimad

Medida 13. Optimización del servicio de taxi con criterios ambientales

Dentro de las actuaciones se incluirá: “Se regulará y promoverá la incorporación paulatina de bicitaxis tanto para fines turísticos como de transporte de personas por la ciudad.”

Medida 14. Distribución urbana de mercancías

Optimización de la gestión de las reservas de carga y descarga en la vía pública Dentro de la descripción de las actuaciones se incluirá un párrafo que diga: “Se promoverá el transporte de mercancías en bicicleta por la ciudad (última milla) empleando para ello bicicletas y ciclos construidos al efecto con o sin asistencia eléctrica”

Medida 15. Distribución urbana de mercancías con vehículos de bajas emisiones

Se hará constar la exclusión total de toda restricción de paso a las bicicletas y ciclos empleados en el transporte de mercancías. Medida 16. Innovación y eficiencia en los procesos logísticos urbanos Igual que en los puntos anteriores, contemplar la bicicleta en sus múltiples versiones, para el transporte de mercancías.

Medida 17. Renovación del parque circulante

Se contemplará la bicicleta como vehículo preferente y receptor de ayudas económicas a fin de promover el cambio modal y reducir la presencia y circulación de vehículos motorizados. No solo por razones ambientales (fabricación y uso) sino por el menor espacio público que precisa en comparación a otros vehículos

Medida 18. Flotas de servicios municipales de bajas emisiones

Es relativamente común ver en otras ciudades con mayor tradición ciclista, dentro del parque móvil, la utilización de bicicletas y ciclos para complementar diversos servicios como p.ej.: sanitarios, de policía o de limpieza. La versatilidad, pequeño volumen y máximo respeto medioambiental hacen de estos vehículos idóneos para áreas especialmente sensibles (parques, entornos escolares y de tercera edad, zonas de hospitales, zonas residenciales, etc.) o calles estrechas (casco antiguo)

Medida 19. Planes de movilidad laboral sostenible

Dentro de la descripción de las actuaciones, Incluir la movilidad ciclista dentro de los criterios que establecería un posible marco específico de colaboración con el Consorcio Regional de Transportes de Madrid que contemple, no solo la adaptación de correspondiente trama viaria sino la promoción de la intermodalidad.