Pedalibre

Asociación cicloturista y de ciclismo urbano


3 comentarios

Nota de prensa de Pedalibre/ConBici sobre la regulación de los Vehículos de Movilidad Personal Motorizados

DECLARACIÓN DE PEDALIBRE/CONBICI ANTE EL RECIENTEMENTE APROBADO PROYECTO DE REGULACIÓN DE LA CIRCULACIÓN DE VEHÍCULOS DE MOVILIDAD URBANA DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado recientemente su proyecto para la regulación de la circulación de los Vehículos de Movilidad Personal Motorizados (VMPM). Los VMPM son vehículos a motor (generalmente eléctrico) para la movilidad personal a los que el Ayuntamiento de Madrid llama eufemísticamente Vehículos de Movilidad Urbana (como si los demás vehículos no lo fueran), a los que se les supone pequeña potencia, por lo que cabrían dentro de la categoría que el Anexo 1 (Apartado 9.a) de la vigente Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, define como ciclomotores: Vehículo de dos ruedas, con una velocidad máxima por construcción no superior a 45 km/h y con un motor de cilindrada inferior o igual a 50 cm³, si es de combustión interna, o bien con una potencia continua nominal máxima inferior o igual a 4 kW si es de motor eléctrico. Conviene aclarar que dicha potencia supera en mas de 20 veces (sic) la potencia que desarrolla normalmente un ciclista de paseo, que oscila entre 100 y 200 W.

Pese a que las imágenes que usualmente se utilizan para describir los VMPM  (o VMU) se suelen asociar a nuevas modalidades de vehículos autoequilibrados, como los hoverboards y similares, la realidad es que la imagen de la mayoría de los VMPM que circulan por las calles de Madrid y de otras ciudades españolas se aproxima mas a la de un ciclomotor eléctrico (según la definición del Reglamento UE 168/2013 de la Unión Europea, Anexo 1, categoría L1e-B) con potencias del orden de los 1.000 W.

IMG_20180527_124702
La Ordenanza sigue el mismo esquema de regulaciones anteriores, como las de Barcelona o Sevilla, que se podría resumir en:

  • Prohibición casi absoluta (salvo contadas excepciones) de circular por la calzada ordinaria (límite de velocidad 50 km/h).
  • Permisividad prácticamente total para circular por todo tipo de vías ciclistas.

Este esquema regulatorio ha sido duramente criticado por las asociaciones ciclistas, tanto en el caso de Barcelona como en el de Sevilla, entre otras razones porque encierra una flagrante contradicción: Por un lado, se pretende asimilar los VEMP a las bicicletas, permitiéndoles su circulación por las vías ciclistas, mientras que, por otro, a diferencia de las bicicletas, se prohíbe su circulación por la calzada ordinaria (por donde, de manera habitual, sí pueden circular las bicicletas).

Consideramos que todo ello proviene de una lamentable falta de rigor, tanto por parte del Ayuntamiento de Madrid como de la propia DGT, al resistirse a clasificar a estos vehículos como lo que realmente son en la mayoría de los casos: vehículos a motor o, más concretamente, ciclomotores eléctricos de pequeña potencia, lo que probablemente sea debido a un deseo mal disimulado de agradar al lobby del automóvil privado, reticente a compartir la calzada con dichos vehículos.

Consideramos además que permitir, con carácter general, la circulación de vehículos de hasta 4.000 W (una potencia más de 20 veces superior a la desarrollada por la mayoría de ciclistas) por las vías ciclistas supone un claro retroceso en las políticas de movilidad sostenible que el Ayuntamiento de Madrid dice promover, al desincentivar el uso de la bicicleta, cuya circulación segura por las vías ciclistas se vería comprometida por la irrupción de un gran número de vehículos a motor, de potencia y prestaciones muy superiores.

En consecuencia, pedimos al Ayuntamiento de Madrid que reconsidere su propuesta de ordenanza, avanzando hacia un reparto más equitativo entre ciclistas y conductores de vehículos a motor de las cargas y obligaciones que supone hacer un hueco en las vías públicas para estos nuevos vehículos, de manera que:

  1. Regule su circulación por las calzadas ordinarias en términos similares a los demás ciclomotores.
  2. Restrinja su circulación por las vías ciclistas a aquellos VMPM que, por sus características de potencia, velocidad, tamaño, etc., no perturben apreciablemente la circulación de las bicicletas (no es el caso del de la imagen).

Existe ya en toda Europa una regulación de las bicicletas de pedaleo asistido o pedelecs, definidas en el Reglamento UE 168/2013 de la Unión Europea (Art. 2.h) como bicicletas de pedales con pedaleo asistido, equipadas con un motor eléctrico auxiliar, de potencia nominal continua máxima inferior o igual a 250 W, cuya potencia disminuya progresivamente y que finalmente se interrumpe antes de que la velocidad del vehículo alcance los 25 km/h o si el ciclista deja de pedalear. La circulación de este tipo de vehículos se permite en toda Europa, tanto por las vías ciclistas como por la calzada ordinaria, en condiciones similares a las de las bicicletas convencionales. Los pedelecs de potencia superior se consideran como ciclomotores y su circulación se asimila a la de estos.

No vemos razón alguna para que esta regulación no se aplique directamente en Madrid y otros ayuntamientos españoles, autorizando la circulación, tanto por las vías ciclistas como por la calzada ordinaria, en términos similares a los de las bicicletas convencionales, de las bicicletas de pedaleo asistido. Y regulando la circulación de los restantes VMPM preferentemente por la calzada ordinaria, atendiendo a lo que son en la mayoría de los casos: ciclomotores de pequeña potencia pertenecientes a alguna de las categorías definidas como L1e en el Reglamento UE 168/2013 de la Unión Europea, relativo a la homologación de vehículos de dos y tres ruedas.

Anuncios


4 comentarios

Valoración de la nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid

Pedalibre y ConBici valoran la nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid

IMG-20180527-WA0066

Tras muchos años de espera, acabamos de vivir el proceso de discusión y aprobación de la nueva ordenanza de movilidad de Madrid. Ha sido como un flash, quizá porque lo esperábamos con tantas expectativas y desde hace tanto tiempo que se nos ha pasado casi sin darnos cuenta.

La valoración es desigual. Siempre suele ser así en asuntos de este calado y complejidad. En el plano positivo, se percibe una clara voluntad de humanizar el centro de la ciudad, restándole tráfico motorizado, ampliando el espacio peatonal y, quizá lo más importante, pacificando el tráfico en muchas vías de la red secundaria en las que los vehículos a motor, que hasta ahora monopolizaban la circulación, van a sentirse menos cómodos. Es un buen punto de partida hacia una ciudad a escala más humana.

Bicicletas

IMG-20180527-WA0077

Por lo que respecta a la bici, específicamente, hemos rascado algunos detalles de discriminación positiva, tan necesarios en un marco normativo tan sesgado hacia el coche, como la circulación en doble dirección (allá donde los coches no puedan hacerlo porque no caben) o el giro a la derecha con cruce cerrado. Tenemos también alguna mejora que caía por su propio peso (pero ¡necesitábamos una nueva ordenanza para hacerlo oficial!) como el uso de cierto mobiliario urbano para el aparcamiento, el transporte de personas y carga en las bicicletas o la circulación en paralelo de dos bicis.

En esta onda de oficializar lo obvio, hay otro aspecto, muy de matiz, pero importantantísimo, sobre el uso de los carriles, de forma que las bicis van poder utilizar el carril que necesiten para circular en las vías de más de un carril por sentido. El texto no es todo lo equitativo que habíamos solicitado pero al menos ya no hay duda sobre la posibilidad.

En el plano negativo, echamos de menos medidas más audaces para avanzar hacia la equidad en las calzadas: las bicis siguen sin ser consideradas vehículo merecedor de usar los carriles preferentes, con lo que se ven abocadas al atasco que no provocan, cuando no haya una vía ciclista específica. Apenas se toca ni cuestiona el modelo-coche en las vías principales, ni se percibe ninguna voluntad de humanizarlas haciéndolas más atractivas para el tráfico peatonal o el vehicular no motorizado… o el vehicular alternativo. Y aquí entramos en la parte más espinosa.

Vehículos de Movilidad Personal (VMP)

IMG_20180527_122456

Los VMP (Vehículos de Movilidad Personal; o VMU, como los denomina la ordenanza, donde se sustituye el Personal por el Urbana; tanto da) son tanto la gran novedad como los grandes damnificados del nuevo marco y, con ellos, se nos va una gran parte de la esperanza de conseguir una ciudad con menos coches. La ordenanza no va a permitir a los VMP ser una opción de transporte integral.

Cierto es que la primera culpable de la situación es la DGT que reconoce a los VMP como vehículos, pero no sólo deja en manos de cada municipio decidir por dónde deben circular, sino que, aún peor, establece que el permiso debe ser explícito. En Madrid, los VMP van a poder circular por muchos sitios. pero no por toda la ciudad. Esto es suficiente para que no sirvan, de forma general, para desplazarse a donde haga falta. Para que os hagáis una idea, la bici, al menos en teoría, sí que sirve porque, al menos en teoría, sí que tiene derecho a usar todos los viales, salvo autopistas. Los VMP, incluso los grandes y de potencia mucho mayor que la propia bici, van a tener menos derechos.

Es muy probable que el lobby del automóvil haya visto un adversario peligroso en estos vehículos pequeños que amenazan de verdad su monopolio de las calles. A la bici no la tienen tanto miedo: basta con mantener el estatu quo pseudobélico en las calzadas para que la bici siga siendo una opción marginal, al alcance sólo de un pequeño porcentaje audaz de la población, y ahí estamos, alrededor del 1 % de vehículos y gracias. Los VMP, si la normativa se lo permite, tienen un peaje de entrada menor que la bici y más potencial de conquistar las calles. Solución: la normativa no se lo permite.

Como posible efecto lateral negativo, se abre excesivamente la manga al uso por parte de los VMP de las hasta ahora escasas y paupérrimas vías ciclistas, con lo que una vez más, los parientes pobres de la movilidad, a los que ahora se unen los VMP, tendrán que pelearse por las migajas mientras los coches siguen monopolizando la ciudad.

Sólo nos queda esperar que con los VMP hubiera cierto miedo escénico a dar un salto muy grande de golpe y permitirles circular por toda la ciudad y que la ordenanza actual sea el paso hacia una próxima redacción en la que esto sí esté contemplado pero, claro, ¿cuánto tiempo tenemos que esperar para eso? ¿Otros doce años?

Madrid no puede esperar tanto


Las fotos son de la marcha por la Ciclovía Tren de Arganda del pasado 27 de mayo de 2018


1 comentario

Contestación del Ayuntamiento a las alegaciones de Pedalibre a la Ordenanza de Movilidad Sostenible

Contestación a las alegaciones formuladas a la Ordenanza de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Madrid durante su trámite de alegaciones

IMG-20170916-WA0024

Una cita apócrifa de El Quijote dice: Cambiar el mundo, amigo Sancho, que no es locura ni utopía, sino justicia. Aunque realmente no lo escribiera Cervantes, este es el objetivo de organizaciones sociales como la Asociación Pedalibre.

Con el fin de mejorar el proyecto de Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, la Asociación Pedalibre presentó las correspondientes alegaciones durante el periodo de trámite. La respuesta del Ayuntamiento nos llegó el viernes pasado con los siguientes resultados:

  1. Estimadas: 4
  2. Estimadas parcialmente: 5
  3. Desestimadas: 25

Como media, el Ayuntamiento ha aceptado una cuarta parte de las alegaciones formuladas por los ciudadanos y las organizaciones sociales (Pedalibre entre ellas) durante el periodo de consulta pública:

Desde Pedalibre, agradecemos al equipo técnico del Ayuntamiento el trabajo que se ha tomado en leer y valorar nuestras propuestas.

IMG-20180603-WA0040

Documentos

  1. Líneas Maestras- Borrador ORDENANZA (en PDF)
  2. Alegaciones de Pedalibre al proyecto de Ordenanza de Movilidad (en PDF)
  3. Respuesta alegación 19 PEDALIBRE (en PDF)
  4. Aprobado el proyecto de ordenanza para pacificar el tráfico y mejorar la convivencia vial: nota de prensa del Ayuntamiento
  5. Texto aprobado de la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible: (en PDF) Nueva Ordenanza que se presentará al pleno municipal
  6. Preguntas frecuentes sobre la nueva Ordenanza de Movilidad: en la página web del Ayuntamiento

En la foto de portada, el caballero andante don Quijote de La Mancha visita a Miguel de Andrés, responsable de ciclismo urbano de la Asociación Pedalibre y autor principal del documento de alegaciones.

El que lee mucho y anda mucho ve mucho y sabe mucho


Deja un comentario

ALEGACIONES DE PEDALIBRE AL PROYECTO DE ORDENANZA DE MOVILIDAD SOSTENIBLE

Alegaciones de la Asociación Pedalibre al proyecto de Ordenanza de Movilidad para la ciudad de Madrid

Julio de 2018

El Ayuntamiento de Madrid aprobó en mayo un proyecto de Nueva Ordenanza de Movilidad para la ciudad de Madrid que sometió a un periodo de alegaciones del 19 de junio al 9 de julio.

IMG_20180705_105747

Esta nueva ordenanza sustituirá al PMUS de 2014, vigente en la actualidad.

La nueva ordenanza contiene varias líneas en materia de bicicletas.

Nuestra asociación, después de un amplio debate interno, ha presentado múltiples alegaciones al proyecto, que se pueden consultar en el siguiente documento (en formato PDF):

Alegaciones Pedalibre Proyecto Ordenanza Movilidad

Desde la Asociación Pedalibre hacemos una valoración desigual del nuevo proyecto de Ordenanza. Valoramos positivamente las limitaciones generales de velocidad en aquellas calles de un carril, la preferencia de los peatones en cruzar calles en zonas residenciales o 30, el doble sentido ciclista general en calles residenciales de 20km/h, la posibilidad de giro a la derecha con semáforo en rojo para el resto de los vehículos o el rebasamiento de vehículos para situarse en una posición adelantada en los semáforos, entre otros.

Pero vemos grandes defectos que esperamos que estas alegaciones sirvan para corregir. Entre ellos destaca una falta de consideración y concordancia en el uso ciclista de las zonas de prioridad peatonal (no confundir con aceras) y en las áreas de acceso restringido, un desconocimiento sorprendente de las posibilidades ciclistas de transportar personas, una excesiva identificación de la bicicleta con la moto en lo que se refiere a las restricciones de estacionamiento, etc., una incompleta regulación en el uso especial de las aceras por parte de los menores, una obligatoriedad innecesaria en la parte de uso de la calzada, etc.

No entendemos estas carencias toda vez que desde la Asociación Pedalibre hemos remitido hasta en dos ocasiones aportaciones al nuevo proyecto de ordenanza de movilidad. Vemos en este proyecto una excesiva rigidez en las condiciones de uso de la bicicleta. Madrid sigue muy alejada de ser una ciudad adaptada a la bicicleta. El número de desplazamientos en bici por nuestras calles continúa siendo minoritario a pesar del incremento que ha supuesto Bicimad y la mejora del servicio.

La Ordenanza de Movilidad ha de facilitar el uso de la bici en condiciones adversas y aplicar exenciones en la restricción de uso de espacios hasta que una ciudad, un distrito, un barrio e incluso una calle consiga unos niveles de accesibilidad y seguridad ciclista aceptables (transitoriedad) Confiamos en que estos defectos terminen subsanándose y tengamos en Madrid una ordenanza que juegue a favor de promover un uso de la bicicleta completamente expansivo, participando de forma especial de un nuevo modelo de movilidad sostenible.

IMG-20180603-WA0061

 

Del proyecto de ordenanza destacamos su excesivo detallismo en muchos aspectos, lo que da lugar a una gran extensión y complejidad.

Esperamos que nuestras alegaciones, fruto de un profundo estudio del documento del Ayuntamiento, sean tenidas en cuenta a la hora de presentar la ordenanza definitiva.

 


2 comentarios

Aportaciones de Pedalibre al borrador de la nueva ordenanza de Movilidad

IMG_20171212_182109-EFFECTS

Alegaciones al proyecto de ordenanza de Movilidad

Presentamos aquí el documento de Líneas Maestras de la nueva ordenanza de movilidad para la ciudad de Madrid que nos remitió el Ayuntamiento  y nuestras aportaciones de acuerdo a este texto presentadas en febrero de 2018, a falta de conocer el articulado concreto del borrador.

Cuando se presente y se apruebe en Junta de Gobierno la propuesta definitiva, se abrirá un plazo de alegaciones oficial donde podremos seguir aportando.

Líneas Maestras- Borrador ORDENANZALíneas Maestras- Borrador ORDENANZA
(documento en PDF del Ayuntamiento de Madrid)
ALEGACIONES AL PROYECTO DE ORDENANZA DE MOVILIDAD. Feb 2018 -1(1)(1). Feb 2018 -1(1
ALEGACIONES AL PROYECTO DE ORDENANZA DE MOVILIDAD. Feb 2018
(documento en PDF con las alegaciones de Pedalibre)

 


Carril-bici


6 comentarios

La equidad junto a la discriminación positiva. Factores para que la bici prospere en nuestra ciudad.

 

equidad1

Por equidad entendemos la cualidad que consiste en dar a cada uno lo que se merece en función de sus méritos o condiciones. Supera el concepto de igualdad en cuanto a que otorgar un mismo bien a todas las personas sin atender a la diferencia, incrementa la desigualdad. La equidad busca la igualdad real, por eso para asegurar el derecho a la salud, por ejemplo, se aplican distintas terapias dependiendo si la persona es mayor, joven, adolescente o bebé

En el plano de la movilidad, y en concreto en el de la bicicleta, tenemos algo parecido. La bicicleta es un vehículo, pero poco tiene que ver con un automóvil, un autobús o una moto. Tiene sus características propias entre las que destaca su fragilidad (no existe carrocería que proteja al conductor), versatilidad (su maniobrabilidad y poco espacio hace que se amplíen enormemente sus posibilidades circulatorias), peso (entre 15 y 20 kg frente a 1000 y 1500 de un coche), accesibilidad (desde la más tierna infancia hasta bien entrada la ancianidad, la bicicleta facilita los desplazamientos y amplía la autonomía de todas las personas), tracción humana, etc.. Atender a estas particularidades (Equidad) es obligado si queremos que la bicicleta se asiente con éxito en Madrid.

equidad2

A diario son varios los modos de transporte que conviven en la vía urbana. Apostar por la bici supone concederle ventajas y prioridades (discriminación positiva) y será clave para conseguir un entorno más abierto, accesible y saludable para todas las personas.

En este sentido, el automóvil ha marcado durante los últimos 70 años la vida de nuestras ciudades. Independientemente del juicio que nos merezca, el coche ha conseguido la omnipresencia que conocemos gracias, en gran medida, a las reformas y un cambio en el uso de nuestras calles y plazas, hasta el punto de condicionar plenamente el urbanismo de nuestra ciudad.

Salvo alguna voz aislada, hay un consenso general en avanzar hacia un modelo de movilidad menos invasivo. El contexto medioambiental y de salubridad, el espacio público usurpado y las cada vez mayores y mejores alternativas de transporte hace que medios que hasta ahora no eran considerados, lo empiecen a ser.

La bicicleta ha venido a nuestra ciudad a quedarse y a ofrecer una alternativa eficaz, cómoda, saludable, limpia, barata y segura a los desplazamientos de todas las personas. Pero pecaríamos de ingenuos si pensamos que no hace falta más que decir usa la bici en una ciudad adaptada durante tantos años para los coches. La promoción del uso de la bicicleta es una tarea algo más compleja.

Partimos de una ciudad consolidada que ha sido forzada a cambiar en su momento, el diseño y uso de sus calles, sus normas, sus edificios, e incluso sus hábitos y su cultura, a favor del coche. Difícilmente vamos a conseguir una ciudad llena de gente anónima en bici si no variamos y empezamos a reconsiderar todo ello.

equidad3Las infraestructuras juegan un papel muy importante. Igual que nos sentimos más cómodos con unos zapatos de nuestra talla, a la bicicleta le pasa lo mismo. Le sienta mejor una ciudad acorde a sus características. En su momento, la ciudad y el resto de los territorios no estaban adaptados al coche y a medida que aumentaron las infraestructuras acordes, enseguida se  multiplicó su uso. Ahora le toca el turno a la bici.

Muchas ciudades han emprendido el desarrollo ciclista que tantas veces ha reclamado Pedalibre. Y hay suficiente experiencia y documentación técnica de cómo hacerlo (1), pero sabemos que el camino no estará exento de dificultades y resistencias, ya que variamos el actual estatus y tocamos ciertas parcelas de poder. Lo hemos visto en muchas ciudades y en proyectos concretos, incluso en Madrid, como la restricción al tráfico de El Retiro o la peatonalización de Preciados, Arenal, Fuencarral… y más recientemente la experiencia de la Gran Vía. Ningún responsable político, al poco tiempo de acometerse una reforma de este tipo, y pese a los alarmismos previos de algún sector, se atrevería a que estos espacios retornen a la situación anterior.

En el horizonte está el aspirar a una ciudad más limpia, amable y acogedora; una ciudad más saludable, que contemple la diversidad propia de una gran urbe; una ciudad donde desplazarse no conlleve inseguridad ni estrés. Una ciudad donde la bici ocupe el lugar que le corresponde:

UNA CIUDAD AMIGA DE LAS BICIS

Pocas apuestas son tan seguras como ésta. Toda la población, sin excepción, gana.

Para más información de manuales sobre diseño de vías ciclistas, podéis consultar entre otros:

 

 

 

 

 


ALEGACIONES DE PEDALIBRE AL DOCUMENTO DE REVISIÓN Y ACTUALIZACIÓN DEL PLAN DE MOVILIDAD CICLISTA DE MADRID

En uno de los talleres celebrados para preparar la revisión y actualización del Plan Director de Movilidad Ciclista, desde Pedalibre aportamos una serie de ideas para que formara parte de ese documento.

  1. La infraestructura ciclista como elemento modificador de la capacidad del viario,
  2. Una sección más amplia, proporcionada y justa para las vías ciclistas.
  3. Criterios de diseño diáfano de las intersecciones, especialmente allí donde existan vías ciclistas.
  4. La elección de una vía ciclista no debe excluir una reforma más general de la calle y una intención de mejorar el entorno.

https://pedalibre.files.wordpress.com/2016/12/aportaciones-pedalibre-ii-jornadas-actualizacic3b3n-pdmcm.pdf

untitled-iii

 

 

También hacíamos referencia al libro “Ciudades y Bicicletas” que publicó recientemente Conbici y editó la Fundación Pons-Seguridad vial y que consideramos una guía imprescindible como referencia en toda actuación ciclista. A este respeto, introdujimos el concepto de Ciudad Ciclable, defendíamos que las vías ciclistas deben formar una red en las vías y avenidas principales, ejecutables en un tiempo razonable y que esta red debe ser coherente, directa, segura, cómoda, atractiva, accesible, continua, homogénea y fácil de interpretar. A estas condiciones sumamos el potencial de contribuir a la creación de nuevos espacios peatonales en la ciudad.

Vemos con agrado que varias de estas aportaciones y algunos de los análisis que hemos hecho en estos últimos años tienen reflejo en este documento y celebramos el criterio general de equidad ciclista (inclusión ciclista). Solo teniendo esto en cuenta conseguiremos una ciudad verdaderamente amigable a la bicicleta.

Desde aquí queremos resaltar y volver a publicar el fantástico texto que aparece al comienzo del Plan y que sintetiza el enfoque de esta revisión. No podemos estar más de acuerdo.

A continuación pasamos a exponer una serie de puntos que vendrían a complementar algunos aspectos del documento que se nos presenta:

1. Dentro de los usuarios de la bicicleta hay un aspecto que, aparte de los que se señalan, creemos que es importante ya que modula el perfil de quien utiliza la bicicleta. Siempre hemos defendido la potencialidad de la bicicleta para otros usos aparte de trasladar a quien la conduce. Nos referimos al transporte de mercancías y de personas. Aparte de la conveniencia de tener el necesario encaje legal, el modo de circular de una persona y la maniobrabilidad de la bicicleta es diferente cuando va de “vacío”, cuando va tirando de un remolque cargado de mercancías o cuando está transportando menores – sillitas, semitándems, remolques portaniñ@s… Entendemos que en estos casos, la sección, diseño y mayor seguridad de la vía ciclista, las intersecciones y la pacificación, reducción o supresión del tráfico motorizado, es si cabe, aún más importante.

Untitled iv.jpg

Por esta elevada diversidad en el uso de la bici creemos que los gráficos que miden el nivel de estrés pueden verse ligeramente alterados.

2. Dentro de los criterios básicos que debe tener una vía ciclista debe sumarse el de homogénea y fácil de interpretar, accesible y contínua. Aunque a veces se da por hecho, la práctica demuestra las dificultades que en ocasiones presenta seguir una vía ciclista (itinerario) e interpretarla adecuadamente. Para ello, tengamos en cuenta el gran abanico de potenciales ciclistas a los que va dirigido el Plan y el creciente número de turistas.

3. Otro aspecto importante, y que ya figuraba en el documento de aportaciones que en su momento enviamos, es el aumento en la sección de las vías ciclistas. Vemos que hay un avance en las medidas que se proponen pero aun así echamos de menos una mayor sección para facilitar todas las posibilidades de circulación y uso. Bicicletas especiales o con algún dispositivo anejo, con objetos voluminosos, adelantamientos, mayor zigzagueo en las subidas, etc. Entendemos que las medidas y los resguardos propuestos y los resguardos deben ser anchos mínimos.

No terminamos de entender la menor sección en lo que el documento llama Banda de Protección, y máxime en tramos ascendentes (D.4.g). Esta propuesta resulta valida en aquellas calles estrechas para poder acceder a los avanzabicis correspondientes, en el supuesto de atasco de los vehículos motorizados. El espacio podría sacarse bien suprimiendo la banda de aparcamiento o sustituyendo el aparcamiento en batería por en fila (alegación de Pedalibre a los proyectos 2016) y siempre con el resguardo correspondiente.
En todo caso, queda pendiente definir sobre la base de los criterios que establece el presente documento y las alegaciones presentadas, las secciones tipo para vías acondicionadas para la bicicleta entre otras (D.8)

4. En el apartado combinación bicicleta y autobús (D.6) y en particular en la creación de un futuro carril bus-bici, debemos tener en cuenta el uso que actualmente se hace en Madrid de estos carriles exclusivos, por los taxis y las motos, tal y como al final termina por indicar el documento. Es previsible una mayor afección por el aumento del tráfico ciclista lo que puede merecer reconsiderar el uso que ahora hacen estos vehículos del carril reservado. Igual análisis podría aplicarse en la utilización de los “avanza”.

untitled-v

5. Dentro de las señales propuestas, creemos importante introducir la del giro a la derecha en caso de semáforo en rojo. Aun coincidiendo con el análisis que se hace (D.7.b) entendemos que hay numerosos cruces regulados por semáforos que no tienen paso peatonal y podría aplicarse sin mayor problema.

6. Estudiar el cambio en el diseño del ciclocarril y reforzar su presencia con doble línea discontinua. De este modo, e igual que sucede con el carril bus, incrementamos la diferencia con un carril convencional (alegación de Pedalibre a los proyectos 2016, que contenía también una separación de los símbolos –sharrows y 30- para evitar confusión –incluido en el documento F.1)

untitled-vi

7. Dentro del punto D, para favorecer la intermodalidad, en especial la de bici-metro-cercanías, conviene facilitar el acceso de las bicicletas a través de rampas o canaletas específicas.

Desde Pedalibre consideramos muy acertado el documento como espacio referencial en el desarrollo ciclista. Pensamos que una nueva movilidad basada en transportes sostenibles merece una planificación y ejecución seria, coherente, sostenida en el tiempo, y por el retraso que sufrimos, intensa.

No obstante, creemos necesaria la redacción de un manual de infraestructura ciclista que complemente este documento de Revisión del PDMCM y unifique la infraestructura ciclista en Madrid.

Tenemos la convicción, y todas las encuestas van en esa línea, que la población está deseosa de introducir la bicicleta en su vida cotidiana. Cada vez somos más conscientes de nuestros compromisos en la lucha contra el cambio climático y por conseguir una ciudad más limpia y respetuosa. Desde aquí animamos a todos los actores que no perdamos tiempo y facilitemos todos los cambios normativos, de infraestructuras, culturales, etc. para llegar a ese objetivo en el menor plazo posible.

 


VALORACIÓN DE PEDALIBRE SOBRE LAS PRÓXIMAS ACTUACIONES CICLISTAS PARA 2017

propuestas-itinerarios-2017

El pasado 15 de diciembre, en el seno del Foro Ciclista, después de anunciar la creación de 40 kilómetros de vías ciclistas para el 2017, se presentaron las propuestas de itinerarios ciclistas para ese año. Sobre éstas, se nos invitó a las diferentes asociaciones que allí estábamos representadas, que eligiéramos tres itinerarios prioritarios.

Pedalibre celebra estos proyectos pero echa en falta mayor concreción para poderlos valorar debidamente. Asimismo, no terminamos de entender por qué se han de elegir tres, ya que todas ellas suman más o menos los 40 kilómetros anunciados.

De todos ellos, echamos de menos uno que consideramos de vital importancia como es el eje Castellana-Recoletos-Prado… Este itinerario, aun figurando como tal en los planos (red ciclable existente) como ciclocarril, entendemos que precisa de una revisión y un planteamiento en profundidad que eleve su accesibilidad y seguridad. Solicitamos sea incluido entre las actuaciones del 2017.

Creemos, por tanto, necesario incorporar este itinerario a todas las propuestas presentadas para ejecutarlas en el presente año e incluso, sumar algunas con fuerte apoyo popular y largamente reivindicadas como Arturo Soria.

Pensamos que todas las propuestas son muy necesarias. Muchas de ellas forman parte de esa red radial que necesita Madrid (tomando como referencia el Anillo Verde) y otras son ejes longitudinales importantes.

De entre estos últimos están el IT1 y el IT2 que, por su continuidad, creemos que debieran formar parte de un único itinerario. Por el plano intuimos que transcurren por las calles Avda. Brasilia – Corazón de María – Alfonso XIII (IT2) y seguiría por Pío XII – Caídos división Azul – Avda. Burgos hasta enlazar con el anillo verde (IT1). Daría continuidad al itinerario, de la Avda. de los Toreros (en estos momentos en ejecución) hasta conectar con Santa Engracia. Este eje longitudinal merecería proyectarlo hacia el sur, por ejemplo por Doctor Esquerdo.

Como eje transversal, destaca el IT4, que enlaza el anillo verde por el este y la Dehesa de la Villa por el oeste. Por el plano, deducimos que transcurre por Francos Rodríguez – Juan de Olías – General Perón (4.1) Concha Espina – Ramón y Cajal (4.2) José Silva – Ulises – Moscatelar – Silvano (4,3) y conecta distritos básicamente residenciales: Hortaleza, Ciudad Lineal, Estrecho…, pero en los que hay numerosos polos atractores (centros comerciales, educativos, D.G.Tráfico, bibliotecas, parques, etc.) con el entorno de la Castellana donde se encuentran un gran número de empresas, oficinas y un importante estadio de fútbol. Es el único eje de los presentados que tendría un trazado “completo” ya que une el este con el oeste.

Otro sería el IT5 que da servicio a parte del distrito de Moratalaz y en su proyección con el IT6 (mismo itinerario) llega hasta Valdebernardo. Por el plano intuimos que transcurre por calles principales como Camino de Vinateros o Hacienda de Pavones y comunica con el anillo verde. Ambos distritos tienen una densidad de población muy alta y son origen de muchos desplazamientos

También tenemos el IT7 por Méndez Álvaro que pasa por diferentes estaciones de cercanías e intercambiadores de transporte y termina conectando con el anillo verde a la altura de Entrevías.

El IT8 que en su ruta facilita la conexión de barrios tan populosos como Usera y Carabanchel a los itinerarios de la Avda. de Oporto , Antonio Leyva y Toledo, en estos momentos en ejecución.

Por último, el IT3 que transcurre por el Barrio del Pilar aparece un tanto aislado en cuanto a no conectar por el oeste con el anillo verde ni al este con ninguna vía ciclista. Merecería la pena prolongar este itinerario por ambos lados y enlazar con el IT1 salvando las vías del tren.

Como vemos, todos los itinerarios ciclistas que se presentan conectan barrios de Madrid con el centro. Es por ello que entendemos que ninguno sobra. Es más, la ejecución de estas propuestas servirían de base a otras complementarias venidas de los trabajos que se pueden desarrollar en los distritos y que ya fueron apuntados en la última sesión del Foro Ciclista.

La mayoría de estos itinerarios transcurren por calles principales lo cual celebramos. Pero, a falta de conocer el detalle de los mismos, queremos resaltar la importancia de dotar de verdadera capacidad y presencia a estas futuras vías ciclistas. El número de desplazamientos que se presumen, tienen su origen en zonas fundamentalmente residenciales. Los distritos por los que pasan son de muy alta densidad de población: Entrevías, Usera, Carabanchel, Moratalaz, Hortaleza, Barrio del Pilar… Merecen que la actuación que se lleve a cabo, no solo prevea un alto número de ciclistas, sino que su diseño, medidas, accesibilidad, eficacia y confortabilidad provoque un verdadero efecto llamada y contribuya a la mejora estancial y peatonal de las calles y barrios por los que transcurren.


Demandamos una nueva Ordenanza de Movilidad

IMG_5279

La Asociación Pedalibre, de Madrid, con el apoyo de la Asociación de Ciclistas Profesionales y la Asociación de Marcas y Bicicletas de España presentó el pasado mes de febrero alegaciones a la modificación de la Ordenanza de Movilidad, al entender que se debería haber aprovechado para incluir el texto, ya existente y que era un enorme paso adelante para la seguridad y para la normalización normativa de la bicicleta en la ciudad de Madrid, de la redacción normativa sobre bicicletas que el Ayuntamiento tiene ya preparada desde 2012. Es por ello que hemos demandado su incorporación inmediata, para así adaptar la actual normativa municipal a la realidad de la circulación ciclista en las calles de nuestra ciudad.

A continuación el texto de las alegaciones presentadas:

La Asociación Pedalibre, de Madrid, con el apoyo de la Asociación de Ciclistas Profesionales y la Asociación de Marcas y Bicicletas de España, por medio del presente escrito vienen a exponer su disconformidad con el expediente de aprobación del proyecto inicial de modificación de la Ordenanza de Movilidad para la Ciudad de Madrid, aprobada en La Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid, en sesión celebrada el día 28 de enero de 2016, por lo que presentamos las siguientes alegaciones:

Nada tenemos en contra del nuevo texto presentado para incorporar a la ordenanza de movilidad, que pretende dar una cobertura normativa a los protocolos para episodios por alta contaminación de NO2. Sin embargo, nos ha extrañado profundamente que no se haya incorporado en dicha modificación de la Ordenanza de Movilidad la redacción, ya existente y que era un enorme paso adelante para la seguridad y para la normalización normativa de la bicicleta en la ciudad de Madrid, de la redacción normativa sobre bicicletas que el Ayuntamiento tiene ya preparada desde 2012.

Dicho texto, denominado “Proyecto de modificación de la Ordenanza de Movilidad. Sección 2ª-Bicicletas”. Artículo 16 y del 18 al 24, de noviembre de 2012, que nos fue presentado, en aquel entonces, en la Comisión de Seguimiento del Plan Director y que mejoraba sustancialmente la anterior redacción en lo que se refería a la seguridad normativa de las bicicletas y los ciclistas, contaba con el visto bueno de las asociaciones ciclistas en la susodicha Comisión, y era esperado como agua de mayo para evitar situaciones de inseguridad jurídica en un ámbito, como el del uso de la bicicleta en la ciudad, en clarísima expansión, con todos los beneficios sociales que eso supone, entre los que se encuentra, precisamente, el de disminuir las emisiones de contaminantes a la atmósfera.

La razón para que ese texto no se aprobara en su día, se nos dijo que fue que se estaba a la espera de la modificación del Reglamento General de Circulación, de ámbito estatal, que se decía entonces inminente, pues las noticias eran que esa modificación estatal podría incorporar algunos de los puntos de la redacción municipal sobre bicicletas anteriormente expuesta, evitando así la reiteración y contribuyendo a la higiene y simplicidad normativa.

Toda vez que dicho Reglamento General de Circulación fracasó en su intento de modificación y el gobierno anunció que no se haría, creemos que no hay motivos para esperar a incluir el texto normativo sobre las bicicletas en la modificación de la Ordenanza de Movilidad de la Ciudad de Madrid, ahora revisada.

Nuestra extrañeza es aún mayor cuando el representante de la Mesa Nacional de la Bicicleta en la Mesa de la Movilidad del Ayuntamiento de Madrid lo pidió expresamente el pasado mes de noviembre en la reunión de esa Mesa. Asimismo se pidió el 30 de noviembre de 2015 por correo electrónico al Coordinador de Medio Ambiente y Movilidad, como una petición expresa de la Mesa Nacional de la Bicicleta.

Por todo ello, solicitamos que teniendo por presentado este escrito, se sirva admitirlo y tenga por manifestadas dichas alegaciones, incorporando el texto normativo sobre bicicletas redactado por el Ayuntamiento de Madrid: “Proyecto de modificación de la Ordenanza de Movilidad. Sección 2ª-Bicicletas” en la presente modificación de la Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.

En Madrid, a 23 de febrero de 2016


#ciclistasMolestos objetivo 3: Tus amigos de internet que no van en bici

Un vídeo para quien no se ha leído la ordenanza

Seguimos con la acción para acabar con el problema de los #ciclistasMolestosdando a conocer la desconocida Ordenanza de Movilidad de Madrid.

El martes imprimimos miles de copias de la ordenanza.
El miércoles informamos a miles de vecinos
El jueves fue el turno de miles de conductores

Mientras las redes sociales han tenido una actividad frenética: blogs, cuentas de twitter, Facebook… todos ellos se han hecho eco de la acción de #ciclistasMolestos y están esperando el siguiente paso.

Pero todos ellos ya van en bici y están teniendo lectores ciclistas que ya saben la ordenanza.

Y hoy empieza un puente: la gente se va. ¿Qué hacer?

ciclistas molestos 2013-12-05

Llega el momento de que tú, que estás apoyando la acción de #ciclistasmolestos compruebes si tienes amigos de verdad:

Aprovecha el puente para envíar este video a todo Dios explicando por qué hemos llegado a este punto y pidiendo implicarse con su difusión

Si todos hacemos nuestra parte, en 5 días debería de conocer estas normas todo Madrid. Con la acción de ayer habremos llegado a unas decenas de miles de conductores, que leyeron la ordenanza en sus limpiaparabrisas y en los cientos de parquímetros que tenían la ordenanza puesta.

Dice Punset en su programa acerca de redes sociales que todos tenemos de media unos 160 contactos. Eso significa que los 3000 lectores habituales podéis llegar a 500.000 personas más, a sumar a las de ayer.

¿Cuántos de tus contactos se han enterado hoy?

Déjanos un comentario para que cunda el ejemplo, a ver si nos picamos entre todos.

CÓMO HACER PARA QUE NUESTRO MENSAJE NO ACABE EN LA PAPELERA DE SPAM:

Personaliza el asunto del mensaje: Que se note que no es algo que te han enviado sino que estás tú directamente implicado como ciclista urbano, y que pique la curiosidad.

    • Ejemplo BIEN: “Harto de problemas cuando voy en bici”
    • Ejemplo MAL: “Fw: Re: Fw: AYUDAAAA!!!!!”

Cuida el contenido del mensaje: Breve, la gente no lee más de 7 líneas. Hazles cómplices: seguro que están hartos de ciclistas por las aceras y te echan una mano. Personaliza el correo,  se merecen un respeto, no un Spam.
Haz cadena: Lo de “pásalo a 10 personas en 10 minutos o un gatito morirá” ya no se lo cree nadie. Prueba “pásalo a 10 madrileños. Cuando todos se enteren, Botella dimitirá”. Poner “esto es una acción relámpago de una semana” agilizará el tema.

CÓMO LOGRAR DIFUSIÓN EN FACEBOOK

Un mensaje impactante junto al video: El morbo vende y esta acción tiene varios temas morbosos, por ejemplo:

  • Los madrileños tienen que hacerle el trabajo a Ana Botella
  • Piden a la policía que se aprenda la norma para ser amonestados mejor
  • Los que van en bici piden a los ciclistas que dejen las aceras en paz

Paga a Facebook para que trabaje por ti: Puedes dar la brasa publicando en muros ajenos, pero también puedes iniciar una campaña de pago para difundir el video. Hemos hecho pruebas con un mensaje y las cifras que estima son bastante correctas. Con 4€ puedes llegar a miles de personas.

DEJA UN COMENTARIO:

¿Cómo mejorarías la difusión a tus amigos de internet?

¿Qué paso os gustaría que esta campaña diera el próximo lunes?

* * *

LA REPERCUSIÓN DE #CICLISTASMOLESTOS: DÍA 3

Empiezan las entrevistas.

A partir de las notas de prensa enviadas a los medios, algunas radios se han interesado por el tema y han solicitado entrevistas a los autores de la iniciativa “en bici por madrid”.  Según se vayan emitiendo, la campaña empezará a salir de nuestro control y expandirse por el resto de la población que jamás ha oído hablar de este blog:

Cadena Ser Madrid (el domingo 8 en Hora14)

Cadena Ser Nacional (semana próxima)

OndaCeroOnda Madrid (semana próximas)

N. de la R. 

El video ha sido posible gracias al montaje de MiguelS y la música de Martingala.