Pedalibre

Asociación cicloturista y de ciclismo urbano


1 comentario

10 razones para que el proyecto de la Gran Vía incorpore un generoso carril bici que facilite la accesibilidad ciclista para todas las personas

Entrada a Gran Vía desde Alcalá

Entrada a Gran Vía desde Alcalá

En el Foro Ciclista hemos querido recordar una serie de criterios que pensamos que son importantes para reconsiderar el proyecto anunciado de la Gran Vía.

Estas son las diez razones para que el proyecto de la Gran Vía incorpore un generoso carril bici que facilite la accesibilidad ciclista para todas las personas:

  1. Un proyecto que busca dar respuesta a los problemas medioambientales, de seguridad vial, de espacio público y de movilidad que sufre Madrid debe contemplar, aparte de la mejora peatonal y verde (lo cual consigue y debemos felicitarnos por ello), una mejora clara en la accesibilidad de la bicicleta.
  2. La creación de una APR reducirá de forma muy importante el tráfico de paso, lo cual es muy positivo para la calidad ambiental, pero no disminuye la intensidad del tráfico en el único carril convencional (el otro es el carril bus) que queda, lo que representa una de las razones principales, junto con la velocidad, que disuade del uso de la bicicleta.
  3. El carril compartido a 30 no es una solución óptima que garantice una accesibilidad ciclista completa, tal y como apunta el Plan Director de Movilidad Ciclista de Madrid, y menos en tramos de subida: Alcalá – Red de San Luis.
  4. Aunque en teoría se da el mismo trato a la bici y al coche al compartir un carril, en la práctica, la prioridad termina correspondiendo al coche dadas sus características invasivas (motor, tamaño, potencia, masa,  ruido…). Falta de Equidad (ver entrada anterior): La equidad junto a la discriminación positiva factores para que la bici prospere en nuestra ciudad
  5. El incumplimiento sistemático de los límites de velocidad (cuando no hay atascos), tal y como refleja el PDMCM y el último informe de la fundación Mapfre “Velocidad y usuarios vulnerables”, compromete la seguridad y comodidad ciclista y disuade de su uso:  Fundación Mapfre – velocidad excesiva usuarios vulnerables
  6. La ubicación del carril segregado que se propone de Plaza España a Callao, “no representa la solución más adecuada para atender la demanda latente de los usuarios potenciales” (PDMCM). Según este Plan, antes de exportar esta tipología, recientemente aplicada en los Bulevares, conviene observar y estudiar su funcionalidad.
  7. Según aparece en el PDMCM, y ha terminado de confirmar los primeros resultados del proyecto Life+respira de la Universidad de Navarra, en la distribución de la contaminación, ésta es mayor cuanto más al centro se está de la calzada. Por lo que la ubicación de este carril debiera reconsiderarse y máxime cuando es de subida y los motorizados elevan sus emisiones: Circular por el carril bici podría suponer respirar la mitad de contaminación que por la calzada
  8. La demanda de carriles exclusivos está muy presente en las diferentes propuestas publicadas en el portal Decide Madrid y en  los presupuestos participativos 2016 y 2017.
  9. Según la última encuesta que ha publicado la OCU, “Madrid es la peor ciudad para los ciclistas”, siendo la falta de infraestructuras una de las principales razones. Si queremos que el uso de la bici se popularice, debemos atender las demandas de los potenciales usuarios. Gente anónima en bici: OCU – Encuesta bicis
  10. Dado el carácter emblemático de la Gran Vía, lo que se haga en ella trasciende al resto del país y fuera de él. Es un escaparate cara al exterior donde queda patente el grado de compromiso que tiene nuestra ciudad ante los nuevos retos medioambientales y a favor de los medios activos y sostenibles de desplazamiento (a pie y en bici) y el transporte público.


VALORACIÓN DE PEDALIBRE SOBRE LAS PRÓXIMAS ACTUACIONES CICLISTAS PARA 2017

propuestas-itinerarios-2017

El pasado 15 de diciembre, en el seno del Foro Ciclista, después de anunciar la creación de 40 kilómetros de vías ciclistas para el 2017, se presentaron las propuestas de itinerarios ciclistas para ese año. Sobre éstas, se nos invitó a las diferentes asociaciones que allí estábamos representadas, que eligiéramos tres itinerarios prioritarios.

Pedalibre celebra estos proyectos pero echa en falta mayor concreción para poderlos valorar debidamente. Asimismo, no terminamos de entender por qué se han de elegir tres, ya que todas ellas suman más o menos los 40 kilómetros anunciados.

De todos ellos, echamos de menos uno que consideramos de vital importancia como es el eje Castellana-Recoletos-Prado… Este itinerario, aun figurando como tal en los planos (red ciclable existente) como ciclocarril, entendemos que precisa de una revisión y un planteamiento en profundidad que eleve su accesibilidad y seguridad. Solicitamos sea incluido entre las actuaciones del 2017.

Creemos, por tanto, necesario incorporar este itinerario a todas las propuestas presentadas para ejecutarlas en el presente año e incluso, sumar algunas con fuerte apoyo popular y largamente reivindicadas como Arturo Soria.

Pensamos que todas las propuestas son muy necesarias. Muchas de ellas forman parte de esa red radial que necesita Madrid (tomando como referencia el Anillo Verde) y otras son ejes longitudinales importantes.

De entre estos últimos están el IT1 y el IT2 que, por su continuidad, creemos que debieran formar parte de un único itinerario. Por el plano intuimos que transcurren por las calles Avda. Brasilia – Corazón de María – Alfonso XIII (IT2) y seguiría por Pío XII – Caídos división Azul – Avda. Burgos hasta enlazar con el anillo verde (IT1). Daría continuidad al itinerario, de la Avda. de los Toreros (en estos momentos en ejecución) hasta conectar con Santa Engracia. Este eje longitudinal merecería proyectarlo hacia el sur, por ejemplo por Doctor Esquerdo.

Como eje transversal, destaca el IT4, que enlaza el anillo verde por el este y la Dehesa de la Villa por el oeste. Por el plano, deducimos que transcurre por Francos Rodríguez – Juan de Olías – General Perón (4.1) Concha Espina – Ramón y Cajal (4.2) José Silva – Ulises – Moscatelar – Silvano (4,3) y conecta distritos básicamente residenciales: Hortaleza, Ciudad Lineal, Estrecho…, pero en los que hay numerosos polos atractores (centros comerciales, educativos, D.G.Tráfico, bibliotecas, parques, etc.) con el entorno de la Castellana donde se encuentran un gran número de empresas, oficinas y un importante estadio de fútbol. Es el único eje de los presentados que tendría un trazado “completo” ya que une el este con el oeste.

Otro sería el IT5 que da servicio a parte del distrito de Moratalaz y en su proyección con el IT6 (mismo itinerario) llega hasta Valdebernardo. Por el plano intuimos que transcurre por calles principales como Camino de Vinateros o Hacienda de Pavones y comunica con el anillo verde. Ambos distritos tienen una densidad de población muy alta y son origen de muchos desplazamientos

También tenemos el IT7 por Méndez Álvaro que pasa por diferentes estaciones de cercanías e intercambiadores de transporte y termina conectando con el anillo verde a la altura de Entrevías.

El IT8 que en su ruta facilita la conexión de barrios tan populosos como Usera y Carabanchel a los itinerarios de la Avda. de Oporto , Antonio Leyva y Toledo, en estos momentos en ejecución.

Por último, el IT3 que transcurre por el Barrio del Pilar aparece un tanto aislado en cuanto a no conectar por el oeste con el anillo verde ni al este con ninguna vía ciclista. Merecería la pena prolongar este itinerario por ambos lados y enlazar con el IT1 salvando las vías del tren.

Como vemos, todos los itinerarios ciclistas que se presentan conectan barrios de Madrid con el centro. Es por ello que entendemos que ninguno sobra. Es más, la ejecución de estas propuestas servirían de base a otras complementarias venidas de los trabajos que se pueden desarrollar en los distritos y que ya fueron apuntados en la última sesión del Foro Ciclista.

La mayoría de estos itinerarios transcurren por calles principales lo cual celebramos. Pero, a falta de conocer el detalle de los mismos, queremos resaltar la importancia de dotar de verdadera capacidad y presencia a estas futuras vías ciclistas. El número de desplazamientos que se presumen, tienen su origen en zonas fundamentalmente residenciales. Los distritos por los que pasan son de muy alta densidad de población: Entrevías, Usera, Carabanchel, Moratalaz, Hortaleza, Barrio del Pilar… Merecen que la actuación que se lleve a cabo, no solo prevea un alto número de ciclistas, sino que su diseño, medidas, accesibilidad, eficacia y confortabilidad provoque un verdadero efecto llamada y contribuya a la mejora estancial y peatonal de las calles y barrios por los que transcurren.


Foro Ciclista. Revisión del Plan Director de Movilidad Ciclista

propuestas-itinerarios-2017

El jueves 15 de diciembre se celebró una nueva edición del Foro Ciclista. En ella se presentó la revisión y actualización del Plan Director de Movilidad Ciclista, el desarrollo de la Red Local en distritos, las modificaciones incorporadas a los itinerarios ciclistas actualmente en ejecución y la propuesta para 2017

Abrió el acto Carlos Corral (Subdirector Gral. Planificación de Movilidad Sostenible) y se contó con la presencia de José Manuel Calvo, (Delegado de Desarrollo Sostenible). Entre otras cuestiones, anunciaron la construcción de 40 km. de itinerarios ciclistas para el 2017, inversiones en el Anillo Verde y la consideración de éste como vía de comunicación ciclista aparte de como circuito deportivo y de ocio.

Dentro de la revisión del Plan Director, y en palabras de Marcos Montes (Gea 21), se apuesta por aplicar cuantas soluciones sean necesarias para acercar la movilidad ciclista a toda la población y ampliar el perfil tipo de usuario actual (varón 25-45 años). A pesar del incremento del uso de la bici que ha experimentado Madrid en estos últimos 8 años: del 0,4% al 1% de los desplazamientos, se considera aún un número muy bajo. Se pretende llegar al 5% de los desplazamientos en 2025, que la relación hombre mujer sea 60/40, al 10% de los alumnos de secundaria y al 5% de la población mayor.

La movilidad ciclista no solo se entiende como un eficaz modo de desplazamiento sino también como elemento que contribuye a mejorar la calidad de aire y a crear hábitos saludables que combatan el sedentarismo. Así mismo, la infraestructura ciclista se toma como forma para mejorar el entorno en su vertiente estancial, medioambiental, etc.

La propuesta de revisión toma en cuenta todo lo ejecutado hasta ahora, unos 195 km., revisando algunos tramos y ampliando a 629 km. de itinerarios ciclistas en los próximos años. Se plantea una red básica y otra local (distrital) y se amplían las fórmulas para crear vías ciclistas: pistas bici en mediana, ciclocalle,  contramano, etc. de acuerdo a las características de la calle y a la intención de ampliar el número y características de los usuarios.

Dentro de lo revisable están algunas de las actuales aceras bici en tanto que comprometen el tránsito peatonal. Otras propuestas pasarían por rediseñar el mobiliario urbano para ampliar las posibilidades de amarre de las bicicletas, situar los aparcabicis preferentemente en calzada, instar a un cambio en la normativa de edificación para facilitar el aparcamiento de bicicletas en comunidades de vecinos, mejoras en la señalización, prolongación del programa Stars, programas de ”En bici al trabajo”, modificación del Plan General de Ordenación Urbana y Ordenanza de la movilidad o crear una oficina de la bicicleta real (y no solo virtual) que asesore, informe y recoja demandas. 

Para un mayor análisis y conocimiento, este extenso documento se nos remitirá a las asociaciones en el mes de enero y será cuando podamos remitir cuantas aportaciones creamos oportunas.

Con relación a la red de distritos se nos informó del trabajo que están llevando en varios distritos: Vicálvaro,  Moratalaz, Ciudad Lineal, San Blas, Chamartín, Usera… Dicho trabajo consiste en una toma de datos que va desde la intensidad de tráfico en calles, hasta una relación exhaustiva de los puntos generadores y atractores de viajes (centros educativos, deportivos, mercados, ocio…), perfil demográfico, uso de la bici privada y pública, secciones de calles, intersecciones, etc.  la intención es tener este análisis pormenorizado acabado durante el 2017 y servir de base para futuras actuaciones ciclistas que se propondrán y plantearán en los diferentes distritos, incluso, la conexión con localidades limítrofes.

Informaron de las modificaciones que han incorporado a los proyectos en ejecución entre los que está una mejor incorporación y salida al futuro carril bici de Santa Engracia, una invasión menos brusca de los coches que vayan a girar a la derecha en los bulevares adelantando previamente su incorporación a los carriles reservados (bici y bus), segregación en uno de los tramos de subida en Gran Vía de Hortaleza o una segregación parcial en la de Marqués de Urquijo, entre otros. Se generalizan los avanzabicis y queda pendiente si aplicarán salidas anticipadas para las bicis en los semáforos.

Otra información muy interesante es la toma de datos de los aforos actuales para poderlos comparar una vez ejecutados los proyectos.

Un tema importante fue la presentación de las propuestas de itinerarios ciclistas a ejecutar en 2017. Simplemente fue el anuncio de una serie de vías ciclistas, sin ninguna otra información complementaria que describa la forma de hacerlas. Entendemos que aplicarán los criterios del Plan Director. De estas propuestas, nos invitan a que decidamos cuáles deberían de ser las tres prioritarias. Pensamos que, más adelante, nos convocarán a otra reunión para informarnos sobre el detalle de los itinerarios propuestos, momento éste en que haremos una valoración más exhaustiva.

Por último, también nos anunciaron el compromiso de ir mejorando los itinerarios ciclistas que conforman aceras bici. En este sentido, reconocían las deficiencias de la acera bici de Gral. Ricardos, Gran Vía de Villaverde, García Noblejas y Donostiarra/José de Hierro, decantándose este año por intervenir en ésta última.

Creemos que el documento que vaya a salir de la revisión y actualización del Plan Director puede ser muy interesante en tanto que marca unos criterios y una coherencia para futuras actuaciones ciclistas. Otra cosa es el grado de cumplimiento y el impulso necesario. Si queremos que Madrid se equipare con otras ciudades españolas y europeas merece que este impulso sea importante y sostenido en el tiempo, que compense el atraso que sufrimos, y que la movilidad ciclista se considere como una herramienta no solo para facilitar los traslados en bicicleta de toda la población sino como estrategia para hacer de Madrid una ciudad más limpia, saludable, segura y comprometida.

Por otro lado, las actuaciones ciclistas que están en estos momentos en marcha servirán para comprobar, a través del aforo realizado antes y el que se vaya a realizar después, el grado de intensidad ciclista por esas calles. También, el papel de los distritos en la movilidad ciclista empieza a cobrar importancia. Esperemos que su viario empiece a considerar a la bicicleta como un vehículo preferente y que desde las Juntas de Distrito se impulsen políticas y medidas que favorezcan la movilidad ciclista.