Reunión con el Ayuntamiento de Madrid sobre la reforma de López de Hoyos

Lopez Hoyos2

Tras la denuncia sobre la remodelación de López de Hoyos que hicimos desde Pedalibre y la posterior petición de reunión con los responsables, nos llamaron desde la Dirección General de Sostenibilidad para decirnos que nos habían conseguido dicha reunión con Pablo Usán, Director General de Obras Públicas del Ayuntamiento de Madrid, para tratar el tema, yendo Juan Merallo en representación de Pedalibre.

En primer lugar agradecer muy sinceramente la atención a ambas direcciones generales.

A continuación una breve crónica de los resultados. Quien quiera una ampliación particular de los contenidos de la reunión que pregunte en los comentarios del post, por favor.

El problema está en la urgencia

El Director general de obras públicas nos informa de que esta obra ha de acabarse este año por temas presupuestarios, así que no hay tiempo para replantearse la obra en su totalidad, sólo cambios muy puntuales. Respondemos que estas cosas han de llevarse a la Comisión de Seguimiento Ciclista montada al respecto. Admiten que debería ser así y Elisa Barahona nos asegura que ha mandado órdenes de que todo sea debidamente informado antes de tomar decisiones. Pero esta vez aseguran que no ha habido tiempo debido a las comentadas premuras.

Utilidad del Plan Director de Movilidad Ciclista puesta en duda

También se nos informa que la obra es un compromiso de 2004 de la Alcaldesa con los comerciantes de la zona que se reflejó en un proyecto de 2005, anterior por lo tanto al Plan Director de Movilidad Ciclista. En este sentido apuntamos que nos parece inaceptable que se diga en el proyecto de esta obra que se recogen los criterios de dicho Plan Director y que la conclusión sea no hacer nada de lo que dicho Plan contemplaba, lo que debe ser la excepción y no la regla que está imperando últimamente, porque para eso no hacía falta un Plan Director.

También argumentamos que la opinión de los comerciantes es importante, pero que no es la única que debe ser tenida en cuenta, sino también la de los vecinos y la de la gente que pasa por allí desde otros barrios o distritos.

¿Para que sirve entonces esta obra?

Argumentamos que esta obra no mejora el transporte público, no mejora el tránsito ciclista, no mejora la calidad del aire y no mejora el tránsito peatonal. Están de acuerdo en todo, excepto en lo último, lo del tránsito peatonal. Según ellos, el retranqueo de farolas, kioscos, marquesinas de autobús y demás mobiliario urbano hacia la zona ampliada, libera la actual zona de paso, ampliando la zona peatonal y mejorando el tránsito de los viandantes.

A la pregunta de si ellos irían con sus hijos por esa calle en bici o si les dejarían ir solos por esa calle también en bicicleta, nos contestan que no, pero que pueden ir por la acera a partir de que se apruebe la reforma del Reglamento General de Circulación. Es decir, que desde nuestro punto de vista el Ayuntamiento asume que la calzada está hecha a la medida exclusiva de los adultos. Y no de todos.

¿Y los ciclistas?

Explicamos que el ciclista quedará peor que con los actuales carriles extra anchos, pese al ciclocarril que van a colocar, al encontrarse en los tramos en cuesta arriba con un carril más estrecho que ahora, sin posibilidad segura de adelantarles por parte de los otros vehículos y con una intensidad circulatoria alta, lo que es inasumible para los ciclistas potenciales y un alto número de los actuales. Pensamos que eso les estará llevando a algunos a la acera, provocando un conflicto peatón-ciclista que ahora mismo no es visible en esa calle. Ante esto no nos dan solución, más que el ciclocarril. No hay espacio para vía ciclista y el compromiso con los comerciantes es de ampliar el pequeño tramo de acera que queda entre los alcorques de los árboles y la banda de aparcamiento, lo que, siempre según nuestro propio criterio, será inútil para el devenir peatonal y sólo útil para montar y desmontar de los coches.

Llegados a este punto hacemos una serie de propuestas a nuestros interlocutores, cuyos resultados presentamos a continuación:

Propuestas de mejora presentadas por Pedalibre

Propuestas de ámbito peatonal

ESTIMADAS POR EL AYUNTAMIENTO

  • Arreglar pasos peatonales con la nueva configuración en forma de T en vez de la actual en forma de U.
  • Arreglar aceras

 A ESTUDIAR

  • Dar continuidad a las aceras en las intersecciones de menor intensidad

 Se nos dice que según el planteamiento que se haga de esta continuidad, el CERMI les ha puesto problemas otras veces, pero que lo van a estudiar.

 DESESTIMADAS POR EL AYUNTAMIENTO

 Permeabilizar la calle para facilitar el cruce peatonal

 Según su opinión la actual permeabilización es suficiente, habiendo un cruce prácticamente en cada intersección con otras calles, si bien admiten que en el entorno de la Plaza de Prosperidad no se va a llevar a cabo la actuación contemplada en el proyecto original de crear en ese entorno una zona de coexistencia y tráfico compartido, con bordillos rebajados y pavimentación de calzada con adoquín.

 Propuestas de ámbito ciclista

ESTIMADAS POR EL AYUNTAMIENTO

  • Arreglar el asfaltado, que se hará a partir de febrero, y en toda la calle López de Hoyos, no sólo en el tramo de la obra
  • Posición adelantada para las bicis. Les parece adecuado y lo van a poner.

 A ESTUDIAR

 Crear intervalos semafóricos propios para ciclistas

Les parece interesante e incluso útil pues entienden las casuisticas ciclistas que se les explica, pero al no depender de ellos, sino de Gestión y Vigilancia de la Circulación, van a pedirles que lo estudien para incorporarlo. Si lo hacen dicen que podrían hacerlo para toda la calle, no sólo para la zona de la obra.

 DESESTIMADA POR EL AYUNTAMIENTO

  • Poner ciclocarril con el ancho actual

 Manifiestan que no se puede debido a que es una modificación imposible de incorporar en el actual contrato, donde el ancho de la vía será menor. Pero sí llevará ciclocarril en el nuevo ancho, si bien es posible que no se pinte hasta que se asfalte a partir de febrero.

Cambiar para que todo siga igual

lopezdehoyos02
Estado actual de López de Hoyos

 

La oportunidad perdida en la remodelación de López de Hoyos

El Ayuntamiento de Madrid informa que va a remodelar la calle de López de Hoyos en el tramo entre las calles Cartagena y Marcenado. El proyecto puede consultarse aquí

En su nota de prensa el Ayuntamiento nos dice que para esta remodelación se ha tenido en cuenta el Plan Director de Movilidad Ciclista y que la movilidad peatonal se mejora. Creemos que no son ciertas ninguna de las dos cosas.

Movilidad peatonal

La propuesta que se hace para los peatones es la de ampliar el ancho de la acera a costa del espacio de calzada (aproximadamente un metro en cada lado de la acera). Esto a los peatones no les supone una ventaja, porque dicha ampliación lo es a la izquierda de los alcorques, zona que sólo sirve para entrar y salir de los vehículos motorizados aparcados, que son los que salen ganando con la medida. La zona efectiva para pasear o desplazarse andando seguirá siendo la misma, la que está a la derecha de los alcorques que seguirá teniendo el mismo ancho. Un caso similar es el que ocurrió en la Avenida de Peña Prieta.

Movilidad ciclista

En cuanto a la movilidad ciclista, no se cumple con lo que decía el Plan Director de Movilidad Ciclista (crear una vía ciclista propia), sino que se genera un ciclocarril por sentido. Esto se nos vende como algo bueno para las bicicletas, pero si miramos el antes y el después nos encontramos con que vamos a peor. ¿Por qué?

Movilidad ciclista antes de la actuación

Un carril ancho por sentido, que permite, en los tramos ascendentes, ir ligeramente escorado a la derecha sin acercarse excesivamente a los vehículos aparcados y permitiendo un adelantamiento del resto de vehículos por la izquierda con suficiente distancia lateral de seguridad. No es el mejor de los escenarios, pero es viable para un usuario con cierta experiencia.

En los tramos descendentes la velocidad que consigue la bicicleta es asumida como suficiente por el resto de agentes del tráfico, pudiendo ir por el centro del carril sin mayor problema.

Movilidad ciclista después de la actuación

En los tramos ascendentes el nuevo carril de circulación, más estrecho, ya no permite el paso de bicicleta y vehículo motorizado a la vez sin crear peligro para el ciclista. Por ello el ciclista debería, en aras de su propia seguridad, ir siempre por el centro del carril, a su velocidad limitada por el esfuerzo humano, provocando un posible atasco de tráfico innecesario detrás de él, incompatible con la percepción de seguridad que un ciclista necesita e insoportable para un ciclista poco experimentado soportar los pitidos e insultos que con mucha probabilidad le generará por parte de los conductores al ir a dicha velocidad. Al mismo tiempo recordemos que por ahí pasan líneas de transporte público que podrían ver reducida su velocidad media de circulación por este mismo motivo.

Recordemos que el ciclocarril no genera derechos ni preferencia para el ciclista, sólo indica que por ahí pasan ciclistas y reduce la velocidad a 30 km/h, asumible para un ciclista en cuesta abajo, pero inasumible para una cuesta arriba, donde la velocidad media ciclista suele andar por debajo de los diez km/h.

Conclusión sobre lo proyectado

Permitir la reducción de la anchura de la calzada a favor de una falsa ganancia del espacio peatonal cierra definitivamente cualquier alternativa posterior de cara a un tratamiento favorable a la movilidad ciclista en ese eje.

Nos intentan vender la actuación como una mejora peatonal y ciclista y eso nos parece una tomadura de pelo. El peatón queda igual y el ciclista queda peor. El único que mejora es el automovilista a la hora de entrar-salir de su vehículo aparcado.

El tráfico motorizado, el principal culpable de los problemas de congestión circulatoria, calidad del aire y disuasión de otros modos de transporte más sostenible, sigue pudiendo circular y aparcar por los mismos sitios.

Hacer una inversión que mantiene la misma intensidad circulatoria motorizada privada, no mejora la agilidad del transporte público y no facilita (e incluso empeora) la movilidad ciclista, no se puede considerar “incremento de la sostenibilidad ambiental”, como nos vende el Ayuntamiento en su nota de prensa.

“Alicatar” la calle no va a mejorar los índices de calidad del aire y de seguridad de la zona.

Sin embargo, reducir la intensidad del tráfico motorizado privado lograría:

–          incrementar la eficacia del servicio de autobuses (línea 9 y 73),

–          mejorar la calidad del aire en la zona

–          facilitar la movilidad ciclista

–          mejorar la seguridad de los viandantes en los pasos de peatones

 

Propuesta de Pedalibre

Propuesta 1

Dejar la calzada, tal como está, para uso exclusivo de transporte público, vehículos privados motorizados de residentes y ciclistas. Ver ejemplo de Gijón en la siguiente imagen.

Calle en Gijón para transporte público y ciclistas
Calle en Gijón exclusiva para transporte público y bicicletas

Propuesta 2

Tramos ascendentes

Con el estrechamiento de la calzada de ambos sentidos, generar en el lado que va en dirección subida una vía ciclista segregada unidireccional a nivel de calzada a la derecha de la banda de aparcamiento, con el espacio de apertura de puertas correspondiente. Suprimir aquellas plazas de aparcamiento, priorizando las de residentes, al objeto de asegurar una sección suficiente de la vía ciclista y el resguardo necesario. Las paradas de autobús se salvarán como se hace en la calle de Largo Caballero.

Tramos descendentes

–          Ciclocarril compartido con el resto de vehículos

Ambos sentidos

–          Posición adelantada para las bicis

–          Crear intervalos semafóricos propios para ciclistas

Ejemplo de posición adelantada para bicicletas que salen de una vía ciclista y se incorporan al tráfico
Ejemplo de posición adelantada para bicicletas que salen de una vía ciclista y se incorporan a la vía por la que circulan los otros vehículos

Inaugurado el sistema de bicicletas públicas de Madrid

3

Hoy día 23 de junio se ha inaugurado el sistema de bicicletas públicas de Madrid, un servicio esperado durante muchos años que por fin se ha hecho realidad.

Como es bien conocido las bicicletas de este sistema madrileño son todas de pedaleo asistido, una novedad en el ámbito de las grandes ciudades y sus bicicletas públicas.

Dicha inauguración ha consistido en un viaje en bicicleta pública por algunas calles aledañas al Ayuntamiento y unos discursos en El Retiro, al lado de una de las estaciones de anclaje de bicicletas.

En dicha inauguración nos hemos congratulado de ver que tanto la alcaldesa como el resto de altos cargos han vestido de manera normal, como visten los ciclistas urbanos en las ciudades en las que el uso de este medio de transporte está tan extendido. Este redactor ha sido incluso testigo de cómo la alcaldesa se ofendía con los altos cargos y los policías municipales porque los primeros se estaban saltando un semáforo por órdenes de los segundos que paraban a los coches que tenían el semáforo en verde, para que pasaran los ciclistas. A partir de ahí no volvió a ocurrir y la caravana ciclista fue respetando la normativa, sin cortes de tráfico, integrándose en el mismo.

5
La Alcaldesa y el Concejal de Movilidad durante la inauguración de las bicicletas públicas de Madrid

Al parecer el sistema está teniendo algunos problemas en sus inicios, pero esto parece haber sido una tónica en otras ciudades en sus primeros días, así que esperamos que se vayan arreglando dichos problemas y normalizando el uso.

Desde Pedalibre recomendamos ahora mismo la página de Ecomovilidad para consultar como funciona el sistema, concretamente en este artículo. Nos parece el más completo y claro.

Pedalibre valora positivamente la puesta en marcha de este sistema, porque creemos que dará mayor visibilidad a la bicicleta, porque ha generado una serie de infraestructuras ciclistas y porque creemos que generará más, para aumentar la facilidad de su uso. También pensamos que el sistema puede animar a usar la bicicleta a personas que no tienen espacio en casa para guardar una, o personas que la necesiten usar sólo esporádicamente y también a aquellas que tengan prejuicios por las cuestas o el calor, al llevar el pedaleo asistido. Valoramos tambíen muy positivamente que se hayan bajado los porcentajes de ocupación en los que se reducirán diez céntimos por uso, como pidió Pedalibre ante la Comisión de Seguimiento del Plan Director, pasando del 85 al 70%. Además se ha añadido una nueva posibilidad de descuento, que consiste en avisar en el tótem de salida en que estación se depositará la bicicleta a la llegada, teniendo así reservada un slot al depositarla al final del recorrido.

2
Una usuaria de Pedalibre sacándose la tarjeta de BiciMad

Las dudas que tenemos con respecto al sistema se centran en el cobro de la primera media hora (algo insólito por el momento en otras ciudades) y el ámbito territorial tan restringido. Confiamos en que lo segundo se vaya aumentando con el tiempo y que lo primero se repiense en el caso de que la queja sea generalizada y que se vincule a un posible bajo uso.

Por último, nos ha sorprendido lo rápidamente que está desapareciendo algunas de las pinturas de marcación de ciclocarriles y ciclocalles, por lo que esperamos que sean repintadas y, esta segunda vez, con pintura que aguanten más tiempo sin borrarse.

Confiamos en que el sistema triunfe, porque ello aportaría un grado de mayor madurez ciclista a la ciudad.

Para acabar, agradecer al Ayuntamiento de Madrid por invitarnos al acto.

Artículos relacionados:

Folleto del Ayuntamiento

Noticia con vídeo

Enbicipormadrid

Noticias anteriores de bici pública de Madrid en Pedalibre

 

 

El color de la piel

Imagen

Había pasado demasiado tiempo encerrada en esa habitación, esa casa y esa ciudad. Se me habían dormido los sentidos sentada delante de la pantalla del ordenador día tras día. Empecé a darme cuenta un viernes o un sábado al despertarme y ver el brazo estirado delante de mis ojos. Vi que no tenía la marca del sol en sus pliegues, que la piel estaba blanca, tan blanca que no la reconocía y empecé a pensar si no habría estado dormida durante varios meses.

Todavía tirada en la cama vinieron a mí algunos recuerdos de episodios cicloturistas. El sol pegándome fuerte reflejado en las eternas aguas de Ruidera; aquel rizado viento soplando con fuerza en el Atlas marroquí, agrietando mi cara y nublando mis ojos, pero llenándome tanto de vida que creía estar en el centro del Universo; el agua milagrosa de una tormenta necesaria en el sur de Extremadura, con personas de toda condición dando saltos de alegría a mi alrededor; esas curvas de ensueño en el cañón de Añisclo, donde sentirse pequeño era lo natural ante la enormidad de la naturaleza. En cada ruta pasaban tantas cosas que no había memoria para tanto suceso.

_

Cuando, con la ayuda del interventor, vi la bicicleta acomodada en el furgón del tren regional, empecé a sentir que ya había empezado mi ruta, que ese poder del tren moviéndose sobre las vías era como la fuerza del pedaleo. Acomodada en mi asiento cerraba los ojos y me podía ver subiendo y bajando las piernas con fuerza sobre unos imaginarios pedales ferroviarios. Todo el tren se movía con la fuerza de mis piernas, los paisajes corrían a los lados y la gente en los caminos me saludaba agitando las manos. Hasta que tocaba parar en una estación y, entonces, estiraba los brazos sobre el asiento delantero… quiero decir, sobre los frenos, y entonces el tren paraba, la gente descendía, unos se abrazaban y reían, otros se despedían y lloraban, pero todo el mundo estaba agradecido a ese tren que les llevaba.

Ya en ruta sobre mi bicicleta, buscando mi camino y esta primavera disfrazada de verano, las cosas se ven de otra manera: van mucho más despacio, ahora siento de verdad que no tengo prisa alguna, que todo ocurre a un ritmo insólito y que la vida se alarga como este camino serpenteante que me lleva a algún sitio perdido de estas montañas.

Llevo el sol a cuestas, pero el sol no lo sabe, él se deja caer sobre los bosques y las mesetas y qué idea tiene el sol que allí estoy yo llevándomelo a trozos, haciéndome sudar.

Había rogado que cayeran sólo chirimiris que me hicieran parar a preparar toda la parafernalia de plásticos, chubasqueros, bolsas y demás protecciones, que cuando las acabas de preparar ya no te sirven para nada porque, para entonces, lo ha dejado, se ha cansado de esperar a la tranquila cicloturista que se está inventando tormentas y charcos enormes. Pero el norte es otra cosa. Aquí las nubes te traen y te llevan sin preguntarte. De todos modos, pensar ahora en las lluvias es fantasear con el destino, porque este sol me muerde los hombros y me dibuja formas en la piel, que delatarán mi vestuario durante varias semanas.

Una vez más siento que el tiempo no existe, que los caminos te sugieren lugares que todavía no se han inventado y me dejo llevar por estas laderas, estos ríos y estos árboles.

Me tumbo en esta pradera de un verde inexplicable a recibir este sol que tanto me llena de vida.

Acurrucada por el sonido del arroyo me quedo dormida, dando descanso a mis fatigadas piernas, tan poco acostumbradas últimamente a las pedaladas, aunque éstas hayan sido discretas y tranquilas.

Sueño con viajes inalcanzables, como el de ir a China en bicicleta, siguiendo la ruta de Marco Polo, si es que dicha ruta es posible de seguir. O cruzar de norte a sur el continente americano, haciendo amigos por el camino y ganándome la vida haciendo chapuzas, enseñando idiomas o contando en las plazas de los pueblos de América Latina las historias que me hayan acontecido .

Me despierto molesta por un fuerte picor en la espalda. Me he quemado la piel al quedarme dormida al sol. El dolor es horrible y me avergüenzo de no haberlo previsto, pese a mi experiencia cicloturista.

Me tapo y continúo la ruta, en busca de algún pueblo con asistencia médica o farmacéutica donde me puedan curar. 

Se empieza a nublar rápidamente. Todo parece indicar que va a caer una tormenta. Empiezo a desesperar. Ya no voy disfrutando del paisaje, sólo busco ese lugar donde refugiarme de la lluvia y ser atendida de las quemaduras.

Empieza a llover con fuerza, pronto se va a hacer de noche y, para acabar de arreglarlo todo, acabo de pinchar.

Estoy en medio de la nada, con el agua de lluvia cayéndome por todos lados, sin apenas comida, con la espalda quemada, con una rueda pinchada y empezando a anochecer. Dejo la bici a un lado, me siento sobre un tronco caído y me echo a llorar. Las lágrimas se las llevan los goterones de agua que caen de las hojas de los árboles, vencidos por la lluvia y el viento.

De pronto siento unas manos que me cogen del brazo muy lentamente, levanto la cabeza y veo una aldeana que me sonríe y me abraza. Siento como desaparecen los dolores, la lluvia y hasta la melancolía. Me coge de la mano y me pide que le siga, llevándome a una pequeña casa con un maravilloso fuego donde me ofrece comida, agua caliente para lavarme y un ungüento para la espalda.

 

Dije una vez en una tertulia de viajes que el dios de los cicloturistas te lo quita todo para luego poder dártelo todo y no puedo sino pensar que es totalmente cierto.

Aquí, durmiendo en este camastro, todavía frescos los ecos de mi conversación con Rosa, la aldeana, con el sonido del fuego de leña que va poco a poco muriendo, con esta sensación de que la vida es un maravilloso viaje por las sensaciones y los recuerdos, no puedo dejar de pensar que mi servidor de correo de internet va a reventar de mensajes recibidos y que no pienso volver para mirarlos. Que los únicos mensajes que voy a leer son los de los mapas que me acompañan, los de los pájaros, los de las montañas, los de las nubes y los de las arrugas en la piel de las gentes que encuentre en el camino.

 

Aprender a circular en bici por Madrid

Ciclista

Mucha gente dispone de bicicleta en Madrid, pero no se atreven o incluso no se han planteado usarla para desplazamientos cotidianos.

Además de vencer miedos y prejuicios propios, siempre es interesante recibir asesoramiento para superar esta barrera que no todo el mundo sabe como enfrentar.

Aquí te ofrecemos una recopilación de algunos lugares donde te pueden enseñar y animarte a usar la bicicleta por la ciudad de Madrid, como ya muchas otras personas hacen normalmente.

Talleres gratuitos

Enbicipormadrid

Talleres de la Prospe

Ayuntamiento de Madrid

Policía municipal en Madrid Río. Para apuntarse a los talleres de Policía Municipal en este formulario

De pago. Para particulares y grupos.

Ciclos Otero

Matadero:

Cicloescuela

Bikespain

Pangea

De pago. Sólo para grupos, instituciones, colegios, etc (no particulares)

GEA21: Sólo dentro de un paquete integrado en sus proyectos de planificación y gestión de la movilidad

Cíclope

Consejos para usar la bici en la ciudad

Pedalibre
Ecomovilidad
Enbicipormadrid

Si sabes de alguna otra iniciativa o quieres comentar algo sobre las aquí expuestas, dínoslo, por favor.

Propuestas de Pedalibre al Ayuntamiento de Madrid

IMG_5260 Pedalibre ha enviado al Ayuntamiento de Madrid una serie de propuestas que considera serían muy útiles para mejorar la movilidad ciclista en nuestra ciudad, especialmente ahora que se acerca la implantación del Servicio Público de Alquiler de Bicicletas y que, como se ha venido demostrando en otras ciudades, éste sólo funciona si hay una serie de medidas de acompañamiento que ayuden a su impulso. Algunas de estas propuestas que hemos enviado a la alcaldesa en persona incluyen las comentadas medidas.

La mayor parte de estas propuestas son de un bajo coste y relativamente  fácil implantación y sólo es necesario el impulso municipal que implicaría una apuesta por la bicicleta y por la mejora de la calidad del aire en la ciudad de Madrid. Quizás de este modo consigamos engancharnos al tren de la movilidad ciclista que hace tiempo cogieron varias de las grandes ciudades de nuestro país. 

A continuación las propuestas:

  • Creación de las nuevas Áreas de Prioridad Residencial
    Se trataría de las prometidas en el Plan de Calidad del Aire 2011-2015, pues no se ha creado ni una sola desde su aprobación, en las que se incluya la posibilidad de transitar por ellas en bicicleta. Debería, asimismo, aparecer el acceso a las bicicletas en las señales informativas de acceso a las APR actuales y futuras, al objeto de reforzar, también, su visibilidad.
  • Doble sentido de la circulación ciclista (contramano) en las calles de un solo sentido dentro de todas las Áreas de Prioridad ResidencialIMG_4336
    Esto que es algo muy habitual en el entorno europeo, que no genera conflicto alguno y que además supone una mejora de la seguridad vial ciclista, debería ser algo extendido a todas las APR, como experimento para una posible futura extensión a otras calles fuera de estas Áreas.
  • Cambio de rejillas de ventilación en calzada por otras amigables para el ciclista
    Algunas de las actuales rejillas son peligrosas, tanto por su disposición en calzada (se mete la rueda dentro, desestabilizando al ciclista) como por lo resbaladizas que son cuando llueve.
  • Incluir más separadores físicos en las vías ciclistas situadas en calzada
    Serían de los rebasables para vehículos de emergencia, pero serán disuasorios del aparcamiento indiscriminado.
  • Poner semáforos con salida anticipada para el ciclista en todas las semaforizaciones
    En especial, en  los ciclocarriles y en todos aquellos tramos de las calles que desembocan en glorietas con mucho movimiento lateral de vehículos, como Colón, Cibeles, Ventas, Atocha, Pl. Castilla, Pl. España, Manuel Becerra, Neptuno, etc.
    Asimismo permitir en los semáforos que están en cuesta arriba que el ciclista pueda salir cuando la fase de paso de peatones esté ya en intermitente, siempre que no pasen peatones en ese momento. Esto da más tiempo al ciclista para anticiparse al resto de vehículos de mayor aceleración, sin necesidad de cambiar las fases semafóricas.
  • Hacer cumplir la velocidad máxima de 30 km/h de los ciclocarriles y tener como objetivo, a medio plazo, la aplicación de esta limitación en toda la ciudad
    Los incumplimientos de la velocidad 30 en los ciclocarriles son masivos y cotidianos, lo que hace que estas infraestructuras no estén resultando útiles para el propósito para el que se crearon. Proponemos en primer lugar unas partidas de informadores en los semáforos de la M-10 que hagan ver a los conductores de vehículos motorizados cuál es su deber en esos ciclocarriles. Tras ello, campañas de multas a quienes incumplan una norma que disuade a muchos ciclistas de usar estas infraestructuras y aumentan la percepción de riesgo en ellas.
  • Hacer cumplir la prohibición de estacionar en segunda fila, especialmente a la entrada y salida de los centros educativos
    La consolidación de esta mala práctica no solo dificulta la movilidad a pie, en bici y transporte público sino que supone un auténtico peligro de atropello para los menores.
  • Carriles bus en sentido descendente permitido para bicicletasCarril
    Solicitamos que el Ayuntamiento de Madrid señalice o norme para que los carriles bus en sentido descendente puedan ser usados por las bicicletas sin necesidad de ampliar su anchura. No es justo que los ciclistas tengamos que esperar la congestión circulatoria generada por los vehículos motorizados privados y tragarnos sus molestos humos, cuando nosotros no los hemos generado (ni la congestión circulatoria, ni los humos). En tramos como el de la calle Génova, es un sinsentido tener que estar esperando tragando humo cuando el carril-bus no esté ocupado, lo que ocurre con cierta frecuencia. Podemos comprender que en tramos de sentido ascendente sin un ancho suficiente en los carriles-bus un ciclista podría comprometer la frecuencia de los autobuses, pero no vemos problema alguno para los tramos descendentes, especialmente cuando el ciclocarril o carril adyacente al carril bus esté colapsado por vehículos particulares motorizados y el carril bus esté vacío.
  • Espacio propio para los ciclistas en tramos ascendentes
    Creando un carril exclusivo en calzada o ampliando y compartiendo el carril bus, como contempla la ordenanza de movilidad en vigor.
  • Aplicar la excepción en el uso ciclista de la acera a los menores y a los adultos que les acompañen, sin menoscabar la seguridad de los peatones
    En cualquier caso, las aceras son, fundamentalmente, para uso peatonal, estando la circulación de bicicletas absolutamente condicionada a la seguridad y buen tránsito de los peatones.
  • Política integral sobre aparcamientos para bicicletasAparcabicis
    Reubicación de los aparcabicis vacíos en otros lugares donde sí se están llenando u otros lugares donde hay demanda (se presentó a la Dirección General de Sostenibilidad una extensa propuesta al respecto).
    – Modificación en el PGOUM, imponiendo la incorporación de aparcabicis seguros en el interior de todo edificio residencial o terciario de nueva construcción.
    – Establecer en los aparcamientos subterráneos de rotación una o dos plazas reconvertidas a estacionamiento de bicicletas, situadas próximas a las taquillas de pago, cobrándose por cada bicicleta la parte proporcional del montante total por el que todas las horquillas de bici sumadas sean la misma cantidad que la que pagaba un coche.
    – Promover la instalación de aparcabicis en el interior de los recintos (colegios, polideportivos, centros comerciales, complejos de oficinas, etc.) gestionando, negociando y facilitando en cada caso las cuestiones derivadas de suministro e instalación, responsabilidad frente al robo, mantenimiento y conservación del elemento y muchas más que surgirán y que, seguro, pueden ser resueltas con la voluntad adecuada.
  • Entrega de información a las personas que se inscriban al servicio de bicicletas públicas de Madrid
    En esta información se debería incluir información sobre normativa básica para circular por la ciudad, así como consejos para una circulación segura y predecible.
  • Negociar con las empresas instaladas en Madrid medidas para la promoción de la movilidad ciclista entre sus empleadosEmpresas
    A cambio de lo cual el Ayuntamiento otorga una calificación a estas empresas como promotoras y colaboradoras para un transporte sostenible.
  • Facilitar las condiciones para el establecimiento de sistemas privados de préstamo de bicis para empresas o agrupaciones de ellas
    Por ejemplo la conexión Vodafone-Telefónica con el metro y metro ligero en Las Tablas o la conexión Ribera del Loira con Mar de Cristal. Se trataría además de un ejemplo claro de la estrategia de colaboración público-privada que está tan de moda últimamente.
  • Creación de racks para bicis en autobuses que van al aeropuerto
    Se implantaron hace tiempo dichos racks en la línea 33. Como en su día dijo Pedalibre nos pareció bien como prueba piloto, pero su utilidad es muy relativa. El Aeropuerto, en cambio, es un foco importante de transporte de bicicletas y resulta complicado llegar pedaleando, por lo que creemos que estaría muy bien, en aras a potenciar el uso intermodal y para los cicloturistas que salen y llegan a este aeropuerto, dotar de la posibilidad de poder llevar estas bicicletas en dichos racks.
  • Régimen sancionador proporcional a la menor peligrosidad de la bicicleta e interpretación de la norma teniendo en cuenta el actual estado de ocupación de la vía y la falta de equidad entre las diversas formas de desplazamiento
  • Ampliación acceso en Metro
    Como miembro del Consorcio de Transportes, creemos que el Ayuntamiento de Madrid se debe implicar en la solicitud de ampliación de acceso en Metro de las bicicletas, como ocurre en ciudades como Barcelona sin mayor conflicto, así como que las bicicletas plegables puedan ir desplegadas por los pasillos y andenes y sólo tener la obligación de ir plegadas en el interior de los vagones. Todo ello sin menoscabo de las acciones que en este mismo sentido pueda hacer la Asociación Pedalibre directamente con Metro de Madrid.
  • Instalación de canaletas o pequeñas rampas laterales a fin de salvar las escaleras físicas de acceso a Cercanías y MetroCanaleta
    También muy habitual en ciudades europeas y actual inconveniente en nuestra ciudad.

Bicitren 2

Image

Bicitren-2, es una publicación dedicada a rutas de bici montaña por la Comunidad de Madrid utilizando el tren como medio de transporte para acceder a ellas. Son todas rutas de un día, con diferentes niveles de dificultad y con la posibilidad de bajarse el track de la ruta.

La información general se puede ver aquí.

http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_Actualidad_FA&cid=1354249777411&language=es&pagename=ComunidadMadrid%2FEstructura

Una ficha más en detalle e incluso un par de capítulos en pdf del libro lo podréis ver aquí:

http://www.madrid.org/edupubli/m_nove.htm

y los tracks completos , para Garmin, compe gps google earth y publicados por el autor Lorenzo Velayos Tomás, lo podrás descargar en su página web.

http://www.tombike.es/HTML/Bicitren-2.htm

Hay que valorar lo positivo que tiene esta publicación, que lo tiene y mucho, pero no podemos dejar de decir que pese a los consejos tan “deportivos” que se nos hace en el propio libro, desde luego cada uno podrá afrontar dichas rutas con un carácter más o menos deportivo o de paseo o de cicloturista, pues todas esas opciones caben en dichas rutas, no sólo la meramente deportiva.

Tampoco queremos dejar de apuntar que hemos visto algunos fallos en la publicación, como el consejo de circular en fila india en carretera, que no sólo no es una obligación con la actual normativa estatal en la mano, sino que se ha demostrado sobradamente como algo perjudicial para la seguridad del ciclista, al permitir a los vehículos motorizados adelantar a los ciclistas sin necesidad de desplazarse al carril contiguo, dejando una distancia de seguridad con el ciclista tanto exigua como ilegal. Lo ideal es circular en paralelo, pues evita la situación comentada y nos hace más visibles. La mayor parte de los atropellos a ciclistas por alcance lo son de ciclistas circulando en fila india o que circulaban solos.

Lo importante, en cualquier caso, es lo que nos une y ese es el espíritu de usar el ferrocarril para desplazarnos a estas rutas y de disfrutar del entorno sin necesidad de causar daños invasivos ni malos humos.

Así será la bicicleta pública de Madrid

Bici1

Dos miembros de Pedalibre estuvieron el día 27 de noviembre de 2013 probando las que serán las próximas bicicletas públicas de Madrid

Bici3
Miembro de Pedalibre analizando la bicicleta

Como bien se sabe, son bicicletas de pedaleo asistido, es decir que al pedalear se activa una ayuda eléctrica que hace más llevadero el arranque desde la posición de parada, así como las cuestas, adquiriendo con cierta facilidad una velocidad de unos 18 km/h en plena subida, lo que no está nada mal.

La que hemos probado es una bicicleta del actual sistema de bicis públicas de San Sebastián (misma empresa), aunque la madrileña incluirá algunas pequeñas diferencias que ya se saben y que ya comentamos en el artículo, aunque puede haber más.

Por lo que hemos podido ver, más la ampliación de información que nos han añadido, la bicicleta irá bastante bien equipada con timbre, guardabarros, cubrecadena, transportín trasero, luces, cesta delantera, frenos de tambor, reflectantes en ruedas-pedales-transportín, sillín regulable (pero no extraíble) bastante cómodo, pata de cabra, pedales sin rastrales, cambio interno de buje de 5 velocidades.

Las ruedas serán de 26 pulgadas. El cuadro permite el acceso a la bici de manera sencilla, sin levantar la pierna por detrás del sillín.

La asistencia electrica tiene 3 niveles de intensidad, además de la posicion desactivada.

La sensación general y de su uso es bastante positiva y el manejo confortable, incluso al pasar sobre baches. Estamos además contentos de que se haya tenido en cuenta las propuestas de Pedalibre, realizadas en septiembre de este año al Coordinador General de Sostenibilidad y Movilidad, de ampliar el número de marchas original y de colocar cesta en la bicicleta.

Hemos intentado buscarle aspectos mejorables y hemos encontrado los siguientes:

• Las ruedas son de válvula gorda, por lo tanto son fácilmente desinflables presionando con una llave sobre la válvula.
• No tienen ningún tipo de candado, por lo tanto sólo se podrían dejar en las estaciones en las que se coge y se deja. Si tienes que hacer un rápido recado entre una y otra estación no la puedes dejar atada a no ser que lleves tu propio candado y bajo tu responsabilidad, claro.
• Es muy pesada, pero este inconveniente no es mayor problema una vez que tiene la ayuda al pedaleo.

Bici2
Aspecto frontal

• Si bien en subida mejora claramente la velocidad con respecto a una bicicleta sin pedaleo asistido, en los llanos, una vez desconectado el sistema de asistencia al pedaleo al llegar a unos 20 kilómetros por hora, cuesta mucho coger una cierta velocidad que te permita integrarte en un tráfico rápido, como ocurre en las grandes avenidas. La sensación es que en cuestas arriba va más rápida que una no eléctrica, pero en llano y cuesta abajo va algo más lenta, sea por el peso o por la relación de marchas, de las cuales la más larga se queda corta si quieres coger cierta velocidad. Será por lo tanto primordial que los ciclocarriles, ciclocalles, velocidades máximas 30 y 20 y vías exclusivas para bicicletas salgan como setas por la zona de bajas emisiones (zona de implantación del sistema) y, sobre todo, que se haga respetar los límites de velocidad, cosa que en la actualidad no está ocurriendo.
• El transportín trasero aparentemente se puede desmontar con una llave hexagonal. Convendría, por lo tanto, que fuera integrado con el cuadro, como ocurre con la práctica mayoría del resto de componentes, para así poder evitar el robo de esta parte de la bicicleta.
• Un diseño mas rectangular del transportin permitiría que los usuarios que llevan sus propias alforjas con sujecciones las puedan colgar en la bici. También se podría considerar añadir una palanca con muelle al transportin para sujetar algunas cosas más y sacarle más provecho.
• Una simple goma cerrando la cesta delantera permitiría sujetar mejor las mochilas / bolsas que se transportan.
• Podría ser de utilidad que la luz roja trasera se encienda al accionar los frenos, advirtiendo al resto de usuarios que sigan a la bici de un brusco cambio de velocidad. Esto existe en otros sistemas como hemos visto en las bicis de inspección del Ayuntamiento de Alcobendas.

No hemos podido verificar las características de la bateria (potencia, capacidad, tiempo de recarga…) pero se supone que es de tipo litio polímero, como venía indicado en las especificaciones emitidas por Bonopark, la empresa adjudicataria.

Lógicamente no hemos podido evaluar el sistema de anclaje y de gestión de la bici pública, pues para eso aún falta tiempo. Quizás podamos hacerlo más adelante.

Muchas gracias al Ayuntamiento de Madrid por permitirnos hacer esta prueba con la que poder aportar nuestras opiniones al respecto. Ojala que se las pueda tener en consideración.

Bici4
Aspecto del transportín curvo, batería y rueda trasera

¿Sabes que se puede circular EN BICI por Madrid todo el año?

Image

Con este interrogante y el lema “En bici todos los días”, un comando de Pedalibre acudió a la fiesta de la bicicleta de Madrid, aprovechando el tirón de esta convocatoria y aunque nos sentimos alejados de los fundamentos que la mueve, para informar de las múltiples posibilidades de la bici como medio de transporte e intentar  mandar el mensaje de que es posible incorporar la movilidad en bicicleta a la cotidianeidad de nuestras vidas.

Entre los más de cien mil participantes había deportistas, ciclopaseantes y familias con niños, todos ellos potenciales ciclistas urbanos.

Se repartieron 1.500 trípticos de Usa la bici , donde se dan consejos sobre el uso de la bicicleta, que tuvieron muy buena acogida y se agotaron, así como pegatinas de la campaña de las ciudades 30 http://es.30kmh.eu/ colocándose la gente su pegatina en sus camisetas o bici.

Image

Muchos ciclistas madrugaron extraordinariamente para encontrar sitio donde aparcar sus coches. En gran parte de los casos se hubieran ahorrado tal madrugón de haber sabido que podían acudir en Metro o Cercanías con su bici. Informar de estas opciones intermodales era otra de las razones por la que Pedalibre quiso acudir al evento.

Para otro año tenemos pensado aconsejar a la organización un cambio de estrategia a la hora de lanzar los esloganes a los participantes, quitando los que vienen lanzando en los últimos 26 años, que más que animar disuaden de volver a usar la bicicleta, e incorporando mensajes sobre el uso urbano de la bicicleta y todas las ventajas sociales, económicas y ambientales que conlleva su uso.

Portabultos y mayor rango de velocidades para las bicis públicas de Madrid

Image

La Asociación Pedalibre ha solicitado por registro a la Coordinación General de Sostenibilidad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid que las bicicletas destinadas al servicio público de alquiler dispongan de cesta fija en la parte delantera y transportín en la trasera, dado que al tener este servicio de alquiler un carácter exclusivamente urbano, las bicicletas deben disponer de elementos que faciliten el transporte de aquellos complementos que suelen llevar las personas en su quehacer urbano. Estamos hablando de bolsos, mochilas, bolsas de compra, carpetas y demás pequeños bultos imprescindibles en el día a día. De este modo, la circulación en bicicleta será más segura y cómoda al disponer un lugar fijo donde colocar estos útiles.

Asimismo, se  ha solicitado que aumente el número de marchas de las bicicletas, que estaba fijado en tres en los pliegos. El razonamiento ha sido el siguiente:

● Teniendo en cuenta que el material de fabricación de las bicicletas será “resistente a su uso intensivo, así como a las condiciones climáticas […]  los elementos a utilizar deben ser anti vandálicos y los sistemas de anclaje robustos”(Punto 4.5.a). Es decir, que la aerodinámica y la ligereza no será la mejor de las posibles;

● Que este servicio debe ir dirigido al máximo número posible de personas, y

● Que Madrid, dispone de una orografía propia, en cualquier caso diferente a otras ciudades mediterráneas

entendemos, que aumentar el número de marchas mínimas necesarias, compensa, en cierto modo, la orografía ligeramente adversa, el diseño y sobrepeso de estas bicicletas y el uso por personas no necesariamente habituadas. A modelos de bicicletas parecidas, las 7 velocidades de la bici pública de Bruselas las hacen mucho más adaptadas para realizar subidas que el modelo de 3 marchas de Paris o Barcelona.